El incansable Antonio Picamills, se ha hecho cargo de la carrera del rejoneador riojano Sergio Domínguez que, como se sabe, el pasado año toreó en doce festejos.

Sergio Domínguez se encuentra muy ilusionado con la unión artística que ha emprendido junto a Antonio Picamills puesto que, sabedor de la sagaciad del apoderado, ambos se encuentran muy ilusionados puesto que, Picamills con su gestión y Domínguez con su arte a caballo, están convencidos de que obtendrán los logros que ambos sueñan.

Es admirable la labor de Antonio Picamills puesto que, pese a su veteranía, es incansable.  Lo decimos porque sabedores de la enorme tarea que dicho señor es capaz de llevar a cabo con su Dietario Taurino en que cada año nos obsequia con lo mejor de sí mismo con dicho libro, todavía le sobre tiempo para emprender tareas de apoderamiento, justamente, las que siempre llevó a cabo con una dignidad admirable, que se lo pregunten a Juan José Padilla que, junto a Picamills salió lanzado para la fama, lo triste es que, posiblemente, Padilla, quizás no recuerde aquellos años gloriosos.

Confiamos que este nuevo apoderamiento les aporte los frutos deseados a ambos personajes puesto que, por falta de lucha por parte de Picamills en los despachos no quedará. Será, sin duda alguna, la labor que sea capaz de realizar el jinete la que les llevará por los senderos del éxito.

Toros de Lidia.es

En la fotografía, Antonio Picamills y Sergio Domínguez.