Estás aquí:--Cartas de amor a un torero 4

Cartas de amor a un torero 4

Poderosa y soñadora, buscando el cielo de cerca, las risas y el bienestar, criados entre almohadones de plumas de un grandioso corral, en el cual nunca falto ni la comida,

ni la alegría,  ni el valor, ni na.

Silbidos de ruiseñores cantando entre la maleza del bosque, son los que me llevan a resurgir de estos, fugaces, tiernos, calidos, ardorosos y sobretodo familiares,

pensamientos en los que sucumbo entre tus brazos, los cuales están tan lejos de mi,

que no quiero abrir los ojos para no despertar y ver mi realidad, en la cual solo estas en mi mente, eres inexistente en mi vida, en la realidad que me rodea, y ello tan solo me dice:

Ten Paz todo llegara……….

Entre sueños y devaneos de mi corazón viajero,

voy sintiendo mi alma florecer………

Sobre un tema que no me era desconocido, un mundo que llevo en mis venas,

que mi apellido abala y mi corazón conoce………….

Así es como siento la necesidad de contar esta historia llena de melancolía,

ternura y amor……..

Así es como me vi encerrada en un callejón angosto, en una encerrona en la cual yo seria la única que podría sufrir, ya que solo yo era la que sentía aquellas cosas, llenas de sentimientos y necesidad de amor. Así es como siento en mi corazón la paz que tu me diste para poder sobrevivir a mi destino, el cual me estaba jugando la mala pasada, de la tristeza que me proporcionaba el no tenerte cerca, aunque solo así pude poder sacar de esto la luz que necesitaba para poder volar, mi corazón hacia el horizonte limpio de tu recuerdo, en el cual la felicidad estaba escrita sobre sedas y con letras doradas, cuando pude estar centrada en ello también pude ver la sangre de tu dolor, al igual que la mía estaba llena de sufrimiento y melancolía, estaba llena de desamor.

Ello me llevaba hacia la oscuridad de la noche, entre las curvas de aquel nuestro primer y ultimo viaje juntos, a la sutilidad y dulzura de tus palabras llenas de sensibilidad y mansedumbre, llenas de amor y desconsuelo, llenas de soledad y angustia, llenas de sed y de paz. Jamas olvidare el sentido de aquel viaje, en el cual tan solo tu eras portador de luz, yo solo la sombra de la esperanza abriendo la herida de la carne, para que pudieras sentir otra vez de cerca el amor, siempre sabiendo que solo serias un viaje, el ultimo el definitivo, en el cual te darías cuenta de los errores del pasado,  de las desavenencias del futuro, de lo siniestra que es la vida sin amor, así fue nuestro encuentro un detonante de luz y abertura de corazón, para que pudieras ver el brilló que tu tienes y valoraras la fuerza que de tu corazón fluye, estas cosas van muy unidas al sentimiento de la naturaleza y la vida, en la cual me siento presa y de la cual tan solo la luz de tu rostro ilumina mi camino, en estos momentos en los cuales tan solo tengo esa esperanza, que fluye en mi corazón como el agua de mayo que todo lo tiene,  y nada te da que tu no vallas a buscar. S i hay que analizar en el interior,  la dulzura y el momento fluirá con vitalidad y fiereza, como el toro sale a la plaza lleno de vida y valentía, siempre suscitando entre los presentes la incógnita de la muerte, la cual lleva dentro, solamente que el sentimiento lejano de la historia, lo llevan a salir brioso y con fuerzas para sentir la fiereza de su sangre, sangre que en unos minutos llenaran la arena de la plaza, sangre la cual esta llena de fuerza he historia, llena de pureza, pura sangre y pura vida es lo que yo llevo en mi corazón. Es lo que siento en mis venas cuando asiento tu tristeza y angustia, cuando siento que quieres volver a empezar, en aquel camino angosto en el cual solo sufriste tristezas, así es como veo y siento el paseíllo, en el cual glorioso y seguro con fuerza y destreza adivino, eres la luz de la vida, la que ilumina tu camino, la que siniestra y ardorosa nace de la nostalgia,  la que te da fuerzas pa torear, la que capotazo tras capotazo asientes en el corazón del publico,  valor y seguridad. La que nos va endureciendo los músculos y nos hace gritar, de admiración y respeto de emoción y de ansiedad,  de sentir como ovacionan los presentes tu faena, te admiran y respetan, eres un triunfador de tardes de creencias, de otras vidas gladiador, de otras tardes de admiración y respeto, de atardeceres gloriosos, de curvas en tu camino, eres la luz y la vida que gobierna en la solana, el brillo de tu traje es oro repujado y glorioso, es fuerza y poder, es luz y destellos de vida y muerte……….

 

Por Reyes Caballero (elmanipuladormanipulado.com)

2017-07-13T18:48:44+00:00