Estás aquí:--El carnaval de El Fandi

El carnaval de El Fandi

El Fandi encendió la fiesta en la ciudad de Ambato, indultando un toro de Vistahermosa de nombre “Injuriado”. Un trofeo paseo David Mora ante el que cerró la tarde y el ambateño Juan Francisco Hinojosa recibió aplausos en su lote, después de resultar herido en su mano izquierda ante el primero de sus oponentes. Tres cuartos de plaza en una tarde soleada y con viento.

El Fandi inauguró la feria “Nuestra Señora de la Merced” ante un astado bajito pero bien hecho de Vistahermosa, al que lo recibió en el tercio con una larga cambiada para llevarlo toreado al centro del ruedo y rematarlo con una revolera. Se lució en todos los tercios, primero llevándolo por un gallego por chicuelinas al caballo, para luego quitar por navarras. Con el “Chullita Quiteño” sonando colocó tres pares de banderillas con la explosión que siempre demuestra. Después de brindar al público, empezó su faena con una mano en tablas llevando al toro por pases por alto. Con la derecha ligaba cinco muletazos ante un astado que tenía nobleza y que se movía. Por el pitón izquierdo el toro salía con la cabeza arriba, así que decidió seguir por la mano derecha. Una estocada un poco trasera para cortar la primera oreja de la tarde.

El segundo de la tarde lesionó a Juan Francisco Hinojosa en el tercio de muleta, al ser sorprendido por un cabezazo del toro en su mano izquierda. Empezó toreando lo por verónicas a pies juntos y luego con el compás abierto. El toro en el tercio de varas se dejó picar sin pelea alguna, hizo un quite entré saltilleras y gaoneras. Brindo a Juan José Padilla, para luego empezar su labor muleteril por alto. En la segunda tanda sufre el accidente en su mano, hasta intentar curarla hubo un tiempo muerto, logro reponerse y a base de raza y no defraudar a los suyos logro sacar una tanda de derechazos que llegaron a sus paisanos. Los naturales con la mano izquierda y con ligazón fueron el epílogo de su faena. Mato recibiendo y la espada se le fue un poco caída suficiente para recibir solo aplausos.

David Mora regreso a la tierra donde fue declarado triunfador en el 2014, y salió con la ambición y el arte que lo caracteriza. “Geniecillo” un toro más alto que los dos primeros, fue el que le correspondió en su regreso a ruedos ecuatorianos. Sus verónicas con mucho estilo recibieron a un animal que metía bien la cabeza por el pitón derecho, para rematar con una media con mucho sabor. Hizo un quite por chicuelinas que no fueron tan lúcidas ante un toro que era huidizo. La principal característica del toro era meter bien la cabeza ante la muleta, pero su defecto cada vez era más evidente, salir huido del muletazo. Por el izquierdo soltaba mucho la cara llegando incluso a causar cierto susto al madrileño. Para corregir lo malo del toro David tenía que taparle mucho la cara para que se quede en el engaño. Con una estocada un poco delantera pero efectiva el premio quedó en aplausos.

Corrió turno Juan Francisco Hinojosa después de ser infiltrado en la enfermería de la plaza, salió con el hambre de triunfo y por eso se fue a portagayola, donde el susto se sintió en toda la plaza. En el tercio lo recibió con una larga cambiada, y una serie de verónicas a un toro que empezó a demostrar su mansedumbre al salir suelto del capote. Dos puyazos a un toro que metió peleó con el caballo, pero a partir de ahí el toro se paró en banderillas. Ya con la muleta el ambateño no tenía nada que hacer ante un toro que se volvió peligroso y no tenía un solo pase. Se atasco con la espada de matar. Silencio.

Las fiesta y la alegría llegó con el quinto, “Injuriado” tuvo lo que El Fandi necesita para hacer explotar a los tendidos, un toro con mucha movilidad, con mucha clase por el pitón izquierdo con alegría en sus embestidas. Tres largas cambiadas ante un toro que demostró tener mucho motor desde que salió de los chiqueros, con verónicas a pies juntos y una revolera hizo que la gente se prepare para lo que estaba por venir. Después de una excelente vara, quitó por chicuelinas en medio del ruedo empezaron a sonar los oles! Con más fuerza. El espectáculo de banderillas algo que es habitual en el ídolo ecuatoriano hizo que la plaza se convirtiera en una olla de presión, después del último par adornado con un sombrero el público aplaudió de pie el espectáculo de Fandila. Para seguir con la emoción empezó su tercio de muleta de rodillas, ante el toro que se seguí moviendo con mucha ambición. La segunda tanda por el derecho era fundamental para moldear al toro y que su casta siga creciendo, así empezó a darle un poco de tiempo cada vez que remataba la serie. Ya por el izquierdo el toro tenía una clase bárbara, tenía que llevarle medido por qué el animal se movía de lado a lado con ganas de comerse la muleta. Un natural muy despacio fue el necesario para que el público empiece a pedir el indulto del toro. Con el público entusiasmado El Fandi ligo pases por los dos pitones hasta que salió el pañuelo naranja perdonando la vida al pupilo de Vistahermosa. Dos orejas y rabo simbólicos.

Con la fiesta encendida, David Mora también salió por el triunfo ante el sexto que desde salida empezó a mostrar su falta de bravura y salía huidizo, el toro empezó a ser pitado por el público, no hubo mucho que decir por parte del madrileño con el capote. Los banderilleros se lucieron con dos buenos pares. David inició su faena por abajo, ya con el animal mas metido en su faena la estética y el arte del torero empezó a sacar tandas con la derecha que fueron aplaudidos por el público. Fue más las ganas y el arte que lograron cortar una oreja después de una estocada trasera y un descabello.

Ficha del festejo

Tres cuartos de entrada

Toros de Vistahermosa y Mirafuente: diferente juego y presentación sobresaliendo el quinto de nombre Injuriado

David Fandila “El Fandi”: oreja y dos orejas y rabo símbolos

Juan Francisco Hinojosa: aplausos en ambos

David Mora: silencio y oreja

Texto escrito por :Edwin Baño

Fotografia Andrea Grijalva

2018-02-12T20:38:14+00:00