Manuel Díaz El Cordobés pone fin a su carrera como matador de toros, debido a las operaciones de cadera a las que ha tenido que someterse el diestro, aunque le gustaría irse con la ilusión de ponerse el traje de luces que se había hecho para su última tarde.

El Cordobés se define como un ”hombre de guerra” y apunta que el toreo tiene que evolucionar y volver a hacer participe al espectador.

Desde Toros de Lidia le deseamos lo mejor en su nueva etapa.