Estás aquí:--Encaste Santa Coloma ( Capitulo III) Entrevista al conde de santa coloma

Encaste Santa Coloma ( Capitulo III) Entrevista al conde de santa coloma

José Bueno, rico tratante en cerdos, vecino de Palazuelos de Vedija (Valladolid ), bajó desde Valladolid a Sevilla en tren en compañía de su sobrino Bernardo Escudero, para ver los toros del Marqués de Albaserrada.
Entusiasmado José Bueno, al ver la ganadería, viaja a Madrid, al palacio de Santa Coloma. Allí se entrevista con la viuda y para tratar de realizar el negocio de la compra de la ganadería que llevo a cabo en tan solo diez minutos y por el precio pedido en monedas de oro, con todos sus derechos de hierro y divisa, la compra la realizó en el año 1921.
Comienza la trashumancia de la ganadería desde la finca Mirandilla a la finca Monteviejo, en Moraleja del Peral ( Cáceres ).
La viuda  del Marqués sigue llevando su finca Mirandilla cultivando algodón, naranjas, trigo y aceite y donde solo los comederos de piedra tallados a mano recuerdan la anterior estancia de los toros, su única hija María Isabel de Queratt y López cuarta Marqués de Albaserrada en 1928.
La cabeza del toro ” Barrenero ” se encuentra colgada en la finca Mirandilla.
Muere el Sr. Bueno el 5 de marzo de 1928.
Lidió en Madrid por primera vez el día 10 de junio de 1921.
Una parte de la ganadería fue a su sobrino don Bernardo Escudero Bueno al morir don José Bueno y el resto a su esposa doña Juliana Calvo a cuyo nombre lidió en Madrid el 18 de abril de 1929, con Marcial Lalanda, Vicente Barrera y Ricardo González.
En 1930 doña Juliana añadió a la ganadería 50 vacas de don Joaquín Buendía  de las más asaltilladas pues la huella Ibarra se hacía patente en los toros más chatos.
Al fallecer doña Juliana Calvo, el 12 de enero de 1941, heredaron la ganadería sus sobrinos don Antonio, doña Josefa, doña Florentina y doña Andrea Escudero Calvo.
La parte de doña Andrea, fue vendida en 1949 a don Pablo Martínez Elizondo, que anunciaron a nombre de la ” Cañada “.
Los otros tres sobrinos lidiaban a nombre de Escudero Calvo y Hermanos, lidiando en Madrid por primera vez el 27 de abril de 1947, para Rafael Albaicin, Aguado de Castro y Rafael Llorente, de Barajas.
En 1961, Victorino Martín Andrés compra la ganadería de Escudero Calvo en lotes.
El primero en 1961 a doña Florentina.
El segundo en 1962 a los herederos de doña Josefa y el tercer lote en 1965 a don Antonio, cada lote se componía de unas 200 cabezas.
Tuvieron en su poder la ganadería durante cuarenta años.
El 5 de marzo de 1917, le hicieron una entrevista al Conde de Santa Coloma, en ABC, donde decía esto :
Me agrada el tema, habla el conde, y me parece muy oportuno en vísperas de temporada. No es indispensable que el toro tenga cinco años; basta con que tenga todas las características de la edad : tipo, peso y poder. Es indiscutible que el toro a los cinco años está en la plenitud de su desarrollo. Por eso se fijó esta edad para lidiarlos ; pero hoy la ganadería ha mejorada tanto, que a los cuatro años y cinco hierbas, un toro bien cuidado ha cerrado como si tuviera cinco. Yo he lidiado aquí toros de cuatro años que daban cinco en la boca, hasta el punto de que, para convencer a los veterinarios que aseguraban que los toros tenía cinco años, tuve que recurrir a los libros de la ganadería. Con los toros va ocurriendo en España lo que en el extranjero con los caballos. Hoy corren el Grand Prix de París caballos de tres años y aun de dos y medio, a cuya edad nuestros caballos no sirven para nada. ¿Cómo se consigue esto?. Cruzando, afinando, haciendo un estudio acabadísimo de las razas.
¿ Usted es partidario de cruzar ?
Mucho, muy partidario. Creo que la sangre hay que renovarla para que no degeneren las razas. Por eso cuando yo adquirí la mitad de la ganadería de Ibarra ( la otra mitad la compró Parladé ) compré también una parte a Saltillo, para refrescar la sangre. Eso sí, tuve muy en cuenta la afinidad, porque ambas ganaderías proceden de la casta Vistahermosa. A mí no se me hubiera ocurrido cruzar con Miuras. Siempre dejo para sementales toros de Saltillo, y así tengo Saltillo puro y mezcla de Saltillo e Ibarra, que cada vez tienen más del primero.
¿ Vende usted sementales ?
De lo puro, no; de lo de Ibarra, si. Ahora voy a enviar uno a Manolo Aleas.
¿ Es muy larga su vacada ?
De 900 cabezas; tengo 300 vacas de vientre. Saco de 10 a 11 corridas que vendo a 2000 pesetas toro.
¿ Gana usted dinero con la ganadería ?
Si, señor; en contra de lo que creí cuando la compré. Me hice ganadero por afición y solo aspiraba a no perder dinero; pero me equivoqué, y resulta que gano. También me equivoqué en otra cosa: me habían asegurado muchos disgustos, con empresarios y toreros; no he tenido ninguno.
A mí la ganadería no me ha dado más que satisfacciones y dinero.
¿ Cuál ha sido su mayor satisfacción como ganadero ?
Un día, en Sevilla, la gente, agolpada ante un escaparate donde estaba expuesta la cabeza de un toro mío lidiado por Joselito ” El Gallo “. Yo me mezclé con la gente, y allí, de incógnito, oí los elogios más hiperbólicos. Un hombre que había a mi lado me dijo tales cosas de mí, de quien aseguraba que era amigo, que acabé por darle un cigarro puro, so pretexto de que yo también era amigo de Santa Coloma y partidario de sus toros. Otra vez, también en Sevilla, salía yo de los toros, se había corrido ganado mío; los amigos me felicitaban; de pronto se me encara un tío que vendía mojama y camarones, y me dice: ¿ “E osté” el amo de los toros ? ¿ Yo soy ? Y sin acabar de decirlo, me había cogido por las piernas y me llevaba en volandas. Los toreros habían salido a hombros, y no quería que yo fuese menos.

(Continuará…

 

Por D.Mariano Cifuentes

Fotografia Mario Santos

2018-01-05T21:41:25+00:00