Estás aquí:-, Entrevistas-FERNANDO ROBLEÑO ”PREFIERO LA CALIDAD QUE LA CANTIDAD”

FERNANDO ROBLEÑO ”PREFIERO LA CALIDAD QUE LA CANTIDAD”

Hoy tengo la suerte de citarme con el Maestro Fernando Robleño para preguntarle por su ya empezada temporada 2019. Un torero que es capaz de triunfar con todos los hierros, sobre todo con los considerados ‘’hierros duros’’, y que ya tiene compromisos para esta temporada en algunas de las plazas más importantes del mundo como son Las Ventas, y Céret.

Aunque su temporada europea no ha comenzado, y su primer compromiso es el 7 de abril en Francia, en Saint Martín de Crau, con Octavio Chacón, toreaste el 17 de febrero en Bogotá. La temporada 2019, por lo menos, empieza con muy buenas vibraciones, ¿cómo la ve usted?

Pues sí la verdad, parece que hay un poco más de movimiento, que se está hablando de mi nombre y para mí es muy ilusionante eso, aquí empiezo el 7 de abril un corrida, un mano a mano con Octavio Chacón en Saint Martín de Crau, pero bueno, ya toreé el 17 de febrero en Bogotá, que era una cita para mi muy importante, por la importancia que tiene esa plaza y por la importancia de los carteles de la feria y bueno, gracias a Dios salió todo muy bien, en el primer toro di una vuelta al ruedo con fuerte petición, luego en el segundo corté una oreja, y salió todo muy bien.

En tu tarde en Bogotá, en la Santamaría con todos del Mondoñedo (la ganadería con mayor antigüedad en Colombia) cortaste una oreja, ¿cómo vivió esa tarde?

Lo viví bien, estaba muy mentalizado, sabía que era una tarde muy importante en la temporada y gracias a Dios, pues mira, muy contento por el resultado. Sentí el cariño de toda la afición de Bogotá, yo me entregué y ellos lo captaron rápidamente y la verdad que muy contento.

 

La temporada 2019 no la empezó en Bogotá, toreó en Perú a principios de febrero, ¿qué importancia tiene América en su carrera?

Toreé en América los primeros años de matador de toros, toreé en Colombia, en Cali, en Bogotá… toreé en Quito, en San Cristóbal… pero luego si es verdad, que luego no he vuelto a ir por América hasta hace un par de años… El año pasado toreé en México como matador, este año lo de Colombia, lo de Perú… La verdad que muy contento, América es una afición muy distinta, pero muy apasionada, una afición que la verdad se desvive por la fiesta y para nosotros los toreros, la verdad, que es bonito sentir su calor.

Para esta temporada 2019, ya tiene 3 festejos cerrados, dos en Francia: el 7 de abril en Saint Martín de Crau, y el otro en la importante feria de Ceret el 14 de julio en un encierro de Saltillo. La tercera tarde es el 14 de abril en la Monumental de Las Ventas, con toros de Victorino Martín compartiendo terna con Octavio Chacón y Pepe Moral. ¿Qué ha cambiado respecto a la temporada 2018?

La diferencia que hay con respecto al año pasado es que, el año pasado empecé mi temporada el 2 de julio, si creo que fue, el día que toreé en San Isidro, mi primera corrida de toros fue en Madrid, y bueno, pues este año con diferencia al año pasado cuando llegue al mes de San Isidro, mayo- junio, pues ya habré actuado 4 o 5 tardes, y esa es la diferencia, y ha cambiado en que como te decía antes, se está hablando más de mí, es lo que busco, es lo que persigo, y este año se está contando conmigo un poco más. Aún queda toda la temporada por delante, cada tarde es un compromiso, cada tarde es una final, hay que estar muy preparado y muy ilusionado para que cada tarde dar todo.

Indudablemente es usted considerado un torero de ganaderías duras, habiendo toreado hasta 3 veces el hierro de Adolfo Martín o 27 el de José Escolar. ¿Cree que estar encasillado en este tipo de ganaderías le abre puertas en ferias de las consideradas ‘’toristas’’?

Pues, bueno, es una cosa que lleva a la otra, el tener que matar ese tipo de corridas las ferias a las que van ese tipo de corridas casi siempre suelen contar con toreros que tengan la capacidad, la solvencia, de enfrentarse a ese tipo de toros. Una cosa va unida a la otra, pero sí que es cierto que ese tipo de corridas no las hay en un número elevado, entonces son pocos los festejos que se dan, y claro, somos muchos los toreros que queremos estar ahí, por eso es difícil sumar contratos, pero según está la situación hay que afrontarlo y tirar hacia delante.

 

En su opinión, ¿qué plaza es la que más le ha aportado como torero? Siendo por ejemplo en San Fernando de Henares donde más veces ha abierto la Puerta Grande, un total de 7 tardes.

Pues, la plaza más importante en mi carrera hasta el momento es la plaza de Céret junto a la de Madrid, y luego hay un pueblo de Madrid que mi madre es de allí, mis abuelos son de allí… y he convivido mucho allí, que es Colmenar de Oreja, un pueblo muy taurino, y que en mis comienzos me ayudaron muchísimo, a torear de becerrista, de novillero con y sin picadores, mi debut con caballos fue allí, he toreado corridas de toros allí, y la verdad que para mí es un sitio importante y que siempre estaré agradecido.

Haciendo balance de todas sus temporadas, ha conseguido un total de 383 tardes, con 103 puertas grandes, 365 orejas y 54 vueltas al ruedo. ¿Sí se tuviese que quedar con una tarde, una faena y un toro, cuál sería?

Ufff, pues hombre ahora mismo no sabría decirte. AL cabo de 19 temporadas que va a hacer con esta… esto es para mí es como una obra de un pintor, cada toro, cada faena… cada tarde parece que es la mejor, pero luego llegas al día siguiente y el toro te aporta otras cosas, o llegas al campo y una becerra a lo mejor… también depende mucho del momento en el que tú te encuentres espiritualmente, tu momento de preparación, de ilusión… no sabría decirte, sí que sabría decirte a lo mejor tardes importantes, pero la tarde a lo mejor que mejor he toreado, pero no lo sé, porque tampoco hay esa tarde que dijera: ‘’esta tarde ha sido perfecto’’. Me quedaría a lo mejor con dos tandas de una tarde, con el espadazo de otra, con el toreo de capa de otra, es muy difícil que salga una faena completa de principio a fin, o por lo menos yo creo que es muy difícil, al final nunca se consigue.

En Madrid ha conseguido 2 Puertas Grandes, por ahora. ¿Qué le ha aportado abrir dos veces la Puerta Grande de la primera plaza del mundo?

He abierto dos tardes de matador y una de novillero, que fue muy importante para mí. Entonces imagínate, salir a hombros de Madrid para un matador de toros, pues eso es lo más grande que se puede conseguir, es el triunfo más alto que hay, y hombre, lo he logrado en dos ocasiones de matador y una de novillero, pues hombre, la verdad que muy contento, y con la ilusión y con el objetivo de volver a salir a hombros alguna vez más. Yo creo que mi carrera no se ha terminado, aún no se ha acabado, y uno tiene la ilusión de torear de Madrid y cuajar un toro y salir a hombros, que eso es lo más grande que hay para un torero.

 

Céret tampoco se queda atrás, habiendo abierto la Puerta Grande en 5 ocasiones. ¿Qué diferencia encuentra entre la tauromaquia española y francesa?

Hay diferencias, la tauromaquia francesa quiere ver un tercio de varas lucido, un tercio de varas bien hecho; la afición es una afición que normalmente suele tener bastante conocimiento de todas las ganaderías, de todos los encastes, de todos los toreros… y suele a lo mejor saber ver un poco más el tipo de toro que tiene delante, y que valoran cuando tienes una faena que no es lucida pero sí que es de gran mérito por las condiciones del toro que tienes. Aquí también hay grandes aficionados, pero aquí esperan la faena de más lucimiento, con algo más de muletazos… las faenas son más largas, y para mi gusto abunda más la cantidad y baja la calidad. Yo prefiero la calidad a la cantidad.

 

Siendo torero de Madrid, ¿piensa que se le han dado las oportunidades suficientes en su tierra?

Pues no me voy a quejar, es lo que he tenido, lo he tenido que afrontar. Sí que ha habido tardes duras, tardes difíciles, y bueno, no puedo ni quiero quejarme, porque sí que es cierto que, a excepción del primero año, todos los demás he estado en San Isidro, aunque sea una tarde, y sí que veo que se me ha tratado en consideración por parte de las empresas y de la afición, y eso es de agradecer. ¿Qué me hubiese gustado matar otro tipo de ganaderías? Pues también es cierto, pero así es cómo he fraguado mi carrera, así es como estoy. Uno no elige nada, esto es la vida la que te lleva hasta ahí, pero te soy sincero y estoy orgulloso, porque mira, sin darme cuenta poco a poco, me he ganado el respeto, la admiración, de muchísimos aficionados y eso es muy grande, es muy importante, no tanto el reconocimiento de figura en cara a las empresas, pero para muchos aficionados creo que soy un torero importante. Es muy  bonito para un torero.

 POR MARTA TEJERA 

2019-02-27T20:07:14+00:00