Estás aquí:--EL FUTURO DE LAS NOVILLADAS.

EL FUTURO DE LAS NOVILLADAS.

En algunos pueblos de España  el futuro de la Fiesta es esperanzador porque vemos en ellos asociaciones y peñas compuestas por gente joven que quiere fomentar y divulgar la fiesta de los toros de una manera confortadora ,  alentadora y valiente, que hace todo lo posible para que la afición este presente. El futuro pasa por el momento actual y esto es esperanzador.  El objetivo que persiguen muchas asociaciones y peñas  es que la afición nunca desista, estar pendiente de todo lo que acontezca en el mundo de los toros y  ayudar  a la organización y a la gestión de los festejos taurinos en cada pueblo. En los años 90 ,por ejemplo, existía una comisión que salía al campo, elegía los novillos, estaba pendiente de la carrera de los novilleros para ponerlos en las novilladas con y sin caballos cuando se organizaban, se miraba que novillero estaba mejor condicionado para la novillada que se había preparado para ese pueblo y todo el pueblo conocía a un chaval que daba los primeros pasos, se sabía en donde había lidiado, en donde había actuado; en algunas ocasiones esa comisión se trasladaba para poder ver al novillero, para ver si estaba idóneo para torear en su pueblo.  Este es el punto que debemos conseguir que los aficionados de cada pueblo se involucre en esa gestión, en esa organización junto con las administraciones. En muchas ocasiones  se habla de que las fiestas de los toros varían mucho cuando gobierna un partido político o gobierna otro porque se realiza de una manera o se realiza de otra, pero  creo que esto es un error porque Los aficionados nos debemos involucrar  en que el festejo mejore en los  pueblos y para esto todos tenemos que  remar  hacia una misma posición y dirección  independientemente de que signo político  este en ese momento en esa administración  porque la fiesta es eterna y debe ser eterna, y los aficionados no debemos dejar de tener ese pensamiento único.

Hoy contemplando a los profesionales, Novilleros y toreros, nos hacemos una excursión mental al pasado en donde podemos observar  que difícil era hace tiempo abrirse camino profesionalmente, como  era complicado acceder a los Centros Universitarios, estudiar una Carrera y poder ser alguien en la vida,  y quizá muchos chavales se echaban  a las Capeas y a querer llegar a ser torero para poder tener ese porvenir para su familia garantizado ; pero ahora en la sociedad en la que estamos en donde es más fácil acceder a una Carrera Universitaria y es más fácil fomentar el futuro ¿Porque querer llegara a ser torero teniendo todas las opciones que en siglo XXI se tiene?. Hay chavales que son muy malos estudiando y posibilidades en la Universidad no tienen ninguna, de hecho abandonan los Institutos, y ya tiene claro que quieren ser torero, no saben si llegaran o no pero lo que tienen muy lúcido  en su mente es que si se quiere se puede conseguir y que es su camino y  su meta. Otros chavales siguen estudiando, de hecho sus padres los animan a que sigan estudiando porque esto del mundo del toro es muy difícil. Han aprobado el bachillerato y todo…  ahora están en la Universidad y experimentan que es francamente difícil compaginar el toreo con los estudios porque desde que se levantan hasta que se acuestan están pensando en el toro y se dan cuenta que lo más difícil en el mundo es llegar a ser torero porque  dedicándole un 1% a la Carrera que se están sacando poco a poco, con asignaturas sueltas,  y dedicándole 100% al toro no es fácil aunque se esté en la lucha de ello. Sienten que torear  es lo que de verdad los  llena y los llena de contentamiento,  y los Estudios lo hacen por obligación y porque es una palabra que se dijo delante de la conciencia,  los padres o de las personas amadas.  Otros chavales quieren ser toreros y en su etapa de torero echan la moneda y les sale unas veces de cara y otras de cruz, y de repente la moneda se queda en cruz y aun desean que la moneda se quede de cara, siguen con el sueño de seguir toreando porque se nace torero y se muere torero. Se ven obligado a continuar expresando lo que ellos sienten como novilleros-toreros. Las carreras de todos los toreros son muy complicadas, no dependen de ellos muchas veces al 100% las cosas pero al final cuando uno lo lleva dentro su origen y su fin  es torear  porque lo que realmente hace feliz es ser torero y toda su filosofía del ser. Se puede estar en la cruz de la moneda con deseos de que se convierta en cruz la cara de la moneda pero a pesar de todo como el ser torero lo  llevan por dentro lo que necesitan es torear, necesitan estar en contacto con el toro, con el animal aunque sea una becerra, torear de salón porque es pura vocación.  Ellos experimentan una paradoja por un lado torear para ganar dinero porque se necesita el dinero pero realmente llega un momento en que ya no motiva el dinero, lo que motivan son los sentimientos que provoca estar delante de un toro y poder torearlo bien, a gusto y eso es lo que verdaderamente llena como torero. Las cosas pueden ir a mejor pero lo que mueve al torero es la pasión que se tiene por esta profesión. Hay muchos novilleros parados pero que han experimentado todo el apoyo de los aficionados y peñas que han apostado por ellos, han confiado en ellos y los han dado una oportunidad de volverse a sentir torero de una manera  u impagable.

Después de un percance hay cosas que cuestan mucho, por ejemplo, volverse a poner delante de un toro… pero al final lo que remueve por dentro los sentimientos y las sensaciones es la necesidad de torear. Ser torero es una especie de veneno que ha entrado en el cuerpo que aunque se esté ocupado en otros trabajos durante el invierno ese sentimiento que se tiene por dentro (se pueda ganar más o menos dinero) es lo que llena todo   y en cierta manera hace vivir y seguir soñando. Es una experiencia por la que han pasado muchos novilleros que en sus últimas temporadas no han toreado nada y se han puesto a trabajar porque tienen que vivir.

Todos  los novilleros padecen un tranco abismal en cuanto dan el salto de estar sin caballos a estar con caballos, sueñan con su triunfo pero llegan a las plazas en muchas ocasiones con apenas nada, con nada que perder y con mucho que ganar. Debutan en plazas sin tener absolutamente nada. Esta es la razón por la que hay que apoyar a los novilleros porque en muchas ocasiones ni los ganaderos los echan una vaca para tentar. Los novilleros tienen que entrenar todos los días con algún profesional a su lado, que los lleven al campo de tapia con ellos. Ojala que los novilleros puedan llegar a decir que si algún día llegan a ser toreros es gracias a un torero al que han tenido a su lado.

Hay escasez de novilladas, los novilleros tienen que ir a sitios a forjarse cuando ya tenían que tener un oficio adquirido y cuando ya viene esa oportunidad y se empieza a querer preparase para estar en condiciones vienen esas puertas cerradas del campo porque lo acaparan todo los Matadores de toros de arriba.  Antiguamente los Matadores de toros se llevaban a novilleros de su mano  a los tentaderos y a los lugares de gran afición  cosa que prácticamente no existe hoy. Es fundamental recuperar esta comunión de toreros – novilleros,  y que entre los toreros – novilleros  se puedan arropar y socorrer aunque hay que incluir a mas personal de la tauromaquia. Los matadores de toros que están agradecidos a la ayuda que en su tiempo recibieron de toreros son más fáciles de ayudar a los que están comenzando con cualidades  y que  de verdad están comprometidos con la profesión, con una efectiva aptitud. Los novilleros así como los estudiantes cuando  tienen un examen se preparan bien por medio del estudio y de la memorización presentándose de esta manera a él  con paz y con capacidad de sacar la máxima nota  así el novillero cuando va a torear y a realizado tentaderos  aunque sea de tapia y entrenamientos  las sensaciones son distintas y puede salir bien. Esto del campo es importante pero la preparación de un torero se tiene que basar también en el entrenamiento, no el entrenar por el entrenar sino en que te embista alguien como si de verdad fuese  un toro, que te aporte cosas técnicas, y la mentalización. Tener a alguien que esté por encima de ti y conozca la plaza en la que vas a torear  te contagia la aptitud e  impresión de que mal no se va a estar porque se intenta conectar con la gente, dar distancia a los novillos y torear lo mejor que se puede. Hablar mucho con torero que conoce la plaza es muy trascendental.

Esta complicado hacer campo porque los ganaderos cuando llamas dicen que tienen muchos compromisos, tienen muchos toreros. Los tienes prácticamente que rogar aunque es verdad que hay mucha gente extraordinaria que te ayuda, que te atienden pero hay otros que no te atienden y que te dicen cosas feas como que  no quiero que vengan novilleros aunque no se entienda el porqué,…, los ganaderos dicen que no a los novilleros que tienen unas cualidades casi como los toreros profesionales y no se comprende fácilmente el razonamiento que dan. Los ganaderos son los dueños de sus casas y en sus casas mandan y deciden, y en esto no se pueden hacer nada más que respetar. En muchas ocasiones los novilleros hacen muy poco campo porque no quieren molestar a los ganaderos ni pedir favores más cuando no tienen asegurada la temporada.  Aunque las carreras de los novilleros parezcan fáciles es todo lo contrario, son muy valientes por apostar por el toreo contra “viento y marea”.

Hay que dar las gracias a los Ayuntamientos y a todos los que hacen cosas por la fiesta que mas amamos, como a las asociaciones, empresas y peñas de los pueblos que también cooperan y favorecen  numerosísimamente. Los pueblos que tienen plaza y afición  son muy importantes para los novilleros que quieren torear y darse a conocer.

 

Por David Benavente

2018-04-11T10:06:43+00:00