Estás aquí:--Olivenza, el entrenamiento de las figuras

Olivenza, el entrenamiento de las figuras

Todo tiene su momento en la vida, pero parece que hay algunas fechas que repiten el mismo momento día tras día, año tras año. El mejor ejemplo para esa afirmación es la feria de Olivenza, carente de imaginación, de frescura y de novedad. Lo único que aporta es dinero a la comarca, que dicho sea de paso no le viene nada mal al pueblo y sus alrededores, pero más que una feria de postín, es un entrenamiento pagado para las figuras.

Que pinta Luis David Adame en esa feria, un chaval que ciertas empresas nos lo quieren meter por los ojos y sin embargo es uno más del escalafón, -sin ser más que nadie-  pero el cambio de cromos es una realidad en esta feria.

Ponce, El Juli, y ese invento de la corrida mixta, porque no hay nadie que les habrá cartel que este a su gusto… esta temporada y las sucesivas nos hartaremos de ver la corrida mixta… Iluso de mi pensé que llamarían a Juan Mora para que les abra cartel, pero ese trago no les gusta, ni a figura ni a empresa, porque Juan Mora cobra y torea por derecho, no vaya ser que les descubra todas las faltas y ventajismo en una tarde y les obligue a dar el pecho y esas cosas que tiene el toreo eterno.

Lo mejor de Olivenza era ver a Emilio de Justo y por desgracia no puede acudir a su cita por su reciente operación del percance de Vistalegre.  Toda una lástima porque este les iba a sacar los colores a más de uno.

El torito que sale en Olivenza también es un tanto del cache que quiere transmitir la feria, toro cómodo para figuras aún más cómodas. Sin fuerza, con excesiva nobleza, y apenas sin cara… y casi todos parece pasados por la barbería del tío perico…como les gusta a las figuras esta barbería… ¿cómo van a correr ellos riesgos inútiles?, ¿cómo van a ser honrados o íntegros?, que cosas se nos pasa por la cabeza… ellos cobran se los llevan calentito para su banco… la empresa hace el negocio y el palmero en vez de exigir aplaude que para eso se le llama palmero.

La vergüenza pasa por Olivenza feria tras feria, y los críticos taurinos la veneran como los judíos crearon un Dios pagano en su marchar por el desierto, tranquilos en Olivenza hay dinero para todos, se reparte y que cada uno entienda lo que quiera entender.

P.D.  En Olivenza los picadores meten menos las cuerdas… que Vinicius Junior goles con el Madrid.

Por Juanje Herrero

2019-03-10T13:53:52+00:00