Estás aquí:--Oreja para Ginés Marín y percance de Paco Ureña en Albacete

Oreja para Ginés Marín y percance de Paco Ureña en Albacete

Plaza de toros de Albacete. Séptimo festejo de la Feria de la Virgen de los Llanos. Corrida de toros. Más de dos tercios de entrada. Ejemplares con el hierro de Alcurrucén, mansos y descastados.

Paco Ureña (Caña y oro): Saludos y Ovación tras aviso al marcharse hacia la enfermería.

Álvaro Lorenzo (Habano y oro): Silencio tras aviso y Silencio tras dos avisos.

Ginés Marín (Tabaco y oro): 1 oreja y Silencio.

Pocas opciones de triunfo ha deparado el encierro de Alcurrucén lidiado esta tarde en Albacete, mansos y descastados, saliendo sueltos de los envites y rehuyendo la pelea.

El astado que ha sacado algo más de fondo en la muleta ha sido el tercero, a pesar de que no hizo buena pelea en varas, al igual que sus hermanos que han pisado hoy el ruedo de la plaza albaceteña. A base de temple, ligazón y dejándole siempre la muleta puesta, Ginés Marín hilvana un trasteo meritorio y con un cimiento técnico importante, llevando la embestida de su antagonista muy en la mano. En la parte final de su labor instrumenta unos circulares y unas ceñidas bernadinas. Estocada tendida y con travesía. Una oreja.

El sexto no le ha dejado al diestro nacido en Jerez de la Frontera rematar la tarde. Frenándose de salida en el capote, sin fijeza y buscando con descaro la huida. Ginés Marín lo intenta por ambos pitones pero el ejemplar de Alcurrucén estaba a la defensiva y tirando gañafones a la pañosa. Pinchazo hondo y estocada desprendida. Silencio.

El primero de la función ha exigido a Paco Ureña meterse en sus terrenos y aguantarle para extraerle varias series de muletazos vaciando la embestida por abajo, con entrega y pureza el torero de Lorca. Manoletinas para finalizar. Pinchazo y estocada en su sitio. Saludos.

Desde un primer momento el cuarto toro de la corrida ha echado la cara arriba en los engaños, buena muestra de ello es el pitonazo que se ha llevado en el rostro Paco Ureña. Pese a ello, y a la hinchazón cada vez más evidente del ojo izquierdo del torero, éste le planta cara exponiéndole con una verdad absoluta. Tras liquidar al de Alcurrucén, se va hacia la enfermería entre una calurosa ovación de la afición de Albacete.

Tampoco el lote de Álvaro Lorenzo ha permitido al diestro toledano apenas conseguir alguna tanda estimable. El segundo de la suelta parado de salida, suelto y buscando por arriba. Voluntad y buen oficio de Álvaro Lorenzo. No cabía más. Se desmontera tras colocar dos excelentes pares de banderillas, Sergio Aguilar.

El quinto, aunque mansón y rajado, le posibilita lograr un par de series con la mano derecha, donde le puede por abajo, momento a partir del cual ya se raja sin remisión el de Alcurrucén. Se mete entre los pitones Álvaro Lorenzo, con circulares y luquesinas finales, que llegan mucho a los tendidos. El fallo con los aceros le impide pasear algún trofeo.

Foto: María Vázquez

2018-09-15T10:41:05+00:00