Estás aquí:--PUERTA GRANDE ROBADA A RAMSÉS RUIZ EN LA SEGUNDA DE MANIZALES

PUERTA GRANDE ROBADA A RAMSÉS RUIZ EN LA SEGUNDA DE MANIZALES

Gran tarde de faenas buenas y toreros de mucha calidad, la vivida hoy en la capital del departamento de Caldas (Colombia). El garbanzo negro de la tarde fueron las negaciones de parte de la presidencia a Ginés Marín y sobre todo de la segunda oreja para el colombiano Ramsés Ruíz… esperemos que no sea por el tricolor.

Se lidió un encierro muy bien presentado, con categoría, de la ganadería de Santa Barbara, propiedad del capitán Barbero. El juego fue variado, pero en términos generales fueron encastados, sobresaliendo el primer, segundo y cuarto toro de la tarde.

Extraordinario inicio de corrida con una grandiosa presentación de Juan Bautista Jalabert, quien dio un saludo variado con el capote a un noble, bravo y encastado toro castaño. La faena de muleta fue limpia, artística, ortodoxa y completamente al natural, sin ayudado en ninguna mano; en su mayoría fue ejecutada en el centro deredondel y amenizada por un fondo musical espectacular. Pinchó dos veces con la espada y mató de estocada desprendida y trasera. Dos vueltas al ruedo tras petición y palmas al toro en el arrastre.

El cuarto de la tarde fue aplaudido en la salida por su seria presentación. Qué templado y fino está toreando Jalabert, esta vez hubo menos emoción porque al toro le faltaba transmisión, tuvo el francés que ejecutar una faena de autoridad más que artística. El toro tuvo el defecto de siempre contemplar en su mirar las tablas, pero la muleta Juan no lo dejó ir. Estocada trasera y desprendida. Saludo desde el tercio.

El matador de toros bogotano Ramsés Ruíz, que es de tan buenas maneras desde el capote le gustó a la afición, lamentablemente mientras probaba la embestida del toro luego de la puya, se resbaló y al caer el toro hizo por él dejándole una pequeña herida abierta en la mejilla izquierda. El toro aunque encastado se vino a menos y se fue quedando parado en la muleta, haciendo perder la continuidad de la faena, que en sus inicios fue muy templada. Estocada completa un pelin trasera. Palmas.

Por doblones empezó su actuación Ramsés Ruíz, para someter las desmesuradas embestidas del toro, que era fiero y que humillaba en la pañosa. El toreo de este capitalino es el toreo bueno, fundamental y de mucho valor. Probó los dos pitones y los dos costados tuvieron calidad, tanto por el bravo toro como por el torero de raza. Estocadon en lo alto. Oreja con fuerte petición de la segunda que fue negada injustamente por la presidencia que se quedó con ella sin ser del palco. Dos vueltas al matador. Vuelta al ruedo al toro.

Dotes de lidiador ha sacado de su repertorio el español Ginés Marín, quien explotó el pitón derecho que era el más potable, ya que por el izquierdo le faltaba clase y quería siempre llevarse la muleta por delante atropellada. Marín lo sometió para amoldar esa embestida pronta y en ocasiones incómoda, debía el torero ir más adelante que su oponente para ganarle el viaje a este toro que era encastado y con mucho motor. Estocada caída. Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja.

No era fácil el toro que cerró la tarde; pronto, de embestidas intempestivas y que no permitía quedarse quieto. Se fue apagando poco a poco la faena, se vino a menos porque nunca hubo conexión entre diestro y astado. Ginés Marín no se sintió a gusto, trató de someterlo pero le fue imposible. Pinchazo y estocada en buen sitio. Palmas. Reseña: Casi lleno en los tendidos. Seis toros de la ganadería de Santa Barbara, de buen juego y excelente presentación. Juan Bautista Jalabert Dos vueltas al ruedo tras petición y saludo desde el tercio. Ramsés Ruíz Palmas y Oreja con fuerte petición de la segunda. Ginés Marín Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja y palmas.

 

Por : Carolina Baquero H.

Fotos : @cormanizales

2018-01-09T21:00:04+00:00