Según informa la agencia Efe.

El Juzgado de lo Penal nº 1 de Mérida ha condenado al torero Miguel Ángel Perera a pagar una multa de más de 1,2 millones de euros por tres delitos contra la Hacienda Pública al eludir el pago de las cantidades que le correspondían en las declaraciones de IRPF de los ejercicios 2008 y 2009, así como el IVA de este último año, según sentencia a la que ha tenido acceso EFE.

Adoptada por conformidad expresa de las partes, en la sentencia se le condena a una pena de 22 meses privativa de libertad, cuya ejecución se suspende por un plazo de tres años, condicionado a que no cometa nuevos delitos durante ese tiempo, debido a que la pena de prisión es inferior a dos años y a que el diestro carece de antecedentes penales.

También se tiene en cuenta el hecho de que el encausado ha abonado ya la totalidad de las cantidades defraudadas (1.806.714,35 euros) con los intereses de demora correspondientes a la Agencia Tributaria (783.653,27 euros).

Según la sentencia, las inspecciones de la Administración Tributaria determinaron que el torero, como administrador de la sociedad “Pertaurus” y a través de la misma, eludió el pago del IRPF de 2008 (649.758,14 euros) y 2009 (984.815,90 euros) al no facturar ni contabilizar los ingresos recibidos por participar en una serie de corridas, deducir gastos que no son deducibles y no contabilizar gastos efectivos correlacionados con los ingresos obtenidos.