Según información que hemos podido constatar en el diario Las Provincias de Valencia, al parecer, el Ayuntamiento de la ciudad del Turia, por medio de la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales, han editado un libro titulado VALENCIA EPHEMERA Y PUBLICIDAD,  que ha sido paralizado en su publicación tras un año de trabajo invertido por sus autores, Andrés Giménez, José Huguet, Arturo Cerverella y Andrés Martínez, en el repasaban la historia de la EPHEMERA valenciana, digamos las representaciones y materiales escritos e impresos de corta duración que no son producidos para que se mantengan en el tiempo y que describen la Valencia de los años 1850 y 1950.

¿La causa? Hete aquí la cuestión. El libro consta de cuatrocientas páginas en las que se aborda el comercio, la religión, la medicina, la industria, la política, educación y esquelas. Claro que, dicho libro tiene un “error” unánime porque en ocho de sus páginas se habla de toros, como es natural y lógico en un volumen en el que se abordan infinidad de temas. El libro contiene más de dos mil imágenes de toda índole pero, al parecer, las ocho que se dedican a los toros ha sido el detonante de que dicho libro se haya paralizado, a la espera de que llegue un alma cándida que lo quiera retomar.

El hecho, como se comprueba, es nefasto a más no poder pero, en honor a la verdad yo no me sorprendo de nada a sabiendas de quién rige los destinos de la ciudad del Turia. Cualquiera que sepa del tripartito aberrante que manda en Valencia puede comprender todo en el acto. Fijémonos que, la Concejalía citada con anterioridad, la dirige Gloria Tello, militante de Compromís y antitaurina confesa.  Y no hablemos de Joan Ribó que, quizás siga buscando la bicicleta con la que llegó el primer día que fue elegido alcalde al propio Ayuntamiento. Hay que ser memo hasta decir basta. ¿A quién querrán engañar estas gentuzas?

Una vez más, esos partidos sectarios que anidan en la maldita izquierda más radical son capaces de todo, hasta de atentar contra nuestra propia cultura pero, ¿he dicho cultura? Sí. Pero claro, ¿qué sabrán estas gentuzas lo que es cultura? A las pruebas me remito. Todo un año de trabajo de unas personas ilusionadas con la finalidad de aglutinar los acontecimientos más relevantes de un siglo, todo se ha ido por la borda porque a una señora malvada que le pagamos todos se ha cargado el proyecto porque no le gustan los toros.

Mucha razón tiene Santiago Abascal cuando afirma que habría que acabar con las malditas autonomías en la que tantos vagos se han refugiado y, a su vez, habría que llenar muchas cárceles de tipos nefastos para la sociedad que, sueltos son un peligro público.

Al hecho citado, cada cual que le de la lectura deseada, están en su derecho.

En la imagen, un cartel relacionado con las fechas que se citan.

Pla Ventura.