Conversamos con Antonio Pérez, un excelente subalterno del toreo que, como todo el colectivo taurino, por culpa de la maldita pandemia que nos azota, amén de los dislates del absurdo gobierno que tenemos, es otra víctima de esta macabra situación que vivimos que, si Dios no lo remedia, la hecatombe la tenemos servida, no ya en los toros que es una cruda realidad la que padecemos, será para toda España que, sin remisión, antes de que finalice el año habrá más gentes pidiendo en Cáritas que trabajando.

Como digo, Antonio Pérez podría ser el prototipo, el escaparate de todos los que como él se visten de luces y que han visto como su profesión moría por momentos, un drama que no se lo deseo a nadie. El año ya está vencido para los toreros, la temporada murió antes de empezar y, el colectivo de los hombres que se visten de luces son los grandes damnificados por esta maldita peste, amén de ser los ninguneados por esta pandilla de descerebrados que nos gobiernan que, todo lo que huela a toros lo tienen en el último rincón del desván, es decir, algo polvoriento y a punto de echar a la basura.

-El año, torero, está siendo el más difícil del mundo para vosotros. ¿De qué vive o que hace un torero si no hay toros?

Pues la verdad que esta situación es muy complicada. Pues ahora mismo un torero podía vivir de los pequeños ahorros que ha hecho durante la temporada pasada pero estos se va gastando y cada uno sobrevive cómo puede. Yo te hablo de mi caso, a mí siempre me han gustado el tema de marketing, por suerte tengo una pequeña máquina de hacer Pegatinas de vinilo, yo las diseño, las corto a mano y se las envío a la gente que me hace pedidos y gracias a ello voy caminando.

-Desde las altas esferas del Gobierno, ¿qué tipo de ayuda tiene un banderillero como puede ser tu caso o los cientos que existen por toda España?

A día de hoy no tenemos ni una ayuda de nada llevamos sin cobrar desde final de temporada del pasado año desde octubre imagínate qué panorama tenemos.

-Por si faltaba algo, amigo, la pandemia que nos azota ha sido el detonante de las más grandes miserias para todos vosotros. ¿Qué puede hacer un torero si no hay toros?

Poder se puede hacer muchas cosas pero todo fuera de tu mundo. Para mí, mi vida son los toros así que imagínate cómo nos sentimos cuánto te sacan de ese mundo donde llevas todo una vida.

-¿Qué piensa un torero cuando comprueba que nadie le hace caso, en este caso, desde los altos estamentos de la Nación?

Pues que es una pena, una profesión tan bonita, tan sacrificada y que mueve tanto dinero, para terceras personas no nos hagan caso y seamos los últimos.

-Los toreros lo tenéis muy mal pero, ¿qué pasará con los ganaderos, Antonio?

La verdad que los toreros los tenemos mal así es, pero los ganaderos muchísimo peor, nosotros terminamos la temporada y  “guardamos los capotes y muletas” pero un ganadero tiene unos gastos muy elevado al día al tener que mantener la ganadería en todos los órdenes y, por supuesto, seguir alimentado sus animales.

-Pese a tantos males como padecemos, PACMA sigue incordiando para que no haya toros. ¿Qué podemos hacer al respecto?

No podemos hacer nada, bajo mi punto de vista lo mejor sería ignorar, porque si de verdad fueran defensores del toro bravo, ahora mismo estarían en los mataderos para que no pasara ningún camión con cientos de toros que se van a sacrificar.

-Imagino que tú, como el resto de los toreros, has contribuido con tus impuestos para el bienestar de toda la sociedad en que vivimos pero, ¿cómo se puede entender que los impuestos que pagamos, los toreros y los aficionados no cuenten para nuestros dirigentes?

Somos así, estamos en una sociedad que cuanto más ayudas o más colaboras menos te dan.

-Los animalistas dicen defender mucho a los animales pero, por el contrario, quieren abolir la raza más bella de todos los animales, el toro. ¿Cómo se explica dicho dislate?

Yo creo que no son animalistas, esos son modas y ganas de enredar porque no tienen otra cosa que hacer. Hablas con ellos y se contradicen muchas veces, porque si fueran animalistas lo serían con todo, no solo con el toro.

-¿Te has parado a pensar que, en España, tiene más valor la vida de un perro que la de un ser humano? Lo dicen las estadísticas al respecto de nuestros políticos porque si se maltrata a un perro tienes cárcel, pero si se desprecia a un ser humano, no pasa nada. El otro día pedían la muerte para Santiago Abascal por la maldita redes sociales y nadie dijo nada.

Eso lo pienso millones de veces, pero no es lógico, la gente que piensa a si es porque habla sin pensar, yo a esa gente le haría una prueba. Le pondrá a su perro y a un ser allegado y le daría a elegir.

-¿Cómo has sobrellevado el confinamiento?

Pues al principio muy mal, sin salir, todo era malas noticias, luego poco a poco te vas haciendo a esto, pero hablas con compañeros y unos lo ven de una forma y otros de otra.

-¿Crees tú que el mundo de los toros se repondrá de esta cruel “cornada” que nos ha dado la maldita pandemia?

Yo siempre he sido muy positivo y esta vez lo seguiré siendo. Esto como en todos los sectores costará estar como antes, pero estoy convencido de que saldremos de este trance amargo.

-Añade lo que quieras, Antonio.

Quería añadir que gracias por todo, que la tauromaquia existe desde hace muchísimo tiempo y que nadie va a quitar una profesión tan bonita.

Un fuerte abrazo

Otro grande para ti

Pla Ventura