Han pasado cinco meses desde que terminó la edición de 2018 y los mismos meses como la ADAC tiene los ojos fijos en Ceret de toros 2019 y las ganaderías que puede ofrecerte.

Reuniones, propuestas, debates, unos pocos miles de kilómetros por toda España y luego la elección de los miembros de la asociación para proponer una edición que respete nuestra lucha por la defensa de un partido “100% torista”. El toro integro y se destaca los encastes “toristas” que están una vez más en el origen de estas elecciones.

Juan Luis Fraile por segunda temporada consecutiva, tras los buenos resultados cosechados la edición anterior, por otra parte Saltillo vuelve al coso Ceretano tras una temporada de ausencia y también en gran parte por la gran temporada, con toros que siempre han puesto emoción en el ruedo, y que ha proporcionado triunfos a Octavio Chacón y Cristian Escribano. La novillada es de encaste Vega-Villar, que bonito hubiera sido ver un desafío con las tres ganaderías más representativas de esta sangre como Barcial y Galache pero finalmente, la elegida, ha sido la ganadería de Monteviejo propiedad de Victorino Martin, y que cuenta con una camada de cerca de 60 novillos como declaro hace un mes en el club taurino de Paris. La principal causa de la elección de este encaste y en especial Monteviejo es la gran faena de Aquilino Girón a un novillo de esta casa en Villaseca de la Sagra.

Las ganaderias seleccionadas para sus dos corridas y una novillada son:

6 toros de

Juan Luis Fraile y Saltillo 

6 novillos de  Monteviejo