En el coqueto Museo Taurino de Alicante, situado en la misma plaza de toros, y con lleno absoluto en su sala de conferencias en el día de ayer, el escritor y periodista Luis Pla Ventura fue desgranando lo que ha sido su vida en referencia al mundo taurino. Entre el público se encontraban aficionados, alumnos de la escuela taurina y diferentes medios de prensa y televisión alicantinas. La charla de Pla Ventura fue amena, fluida, y donde su prodigiosa memoria sustituyó a los consabidos folios tan habituales en estos actos.

Precisamente una entrevista en Alicante, al torero Francisco Ruiz Miguel, le sirvió a Pla Ventura para iniciar su brillante carrera en el desaparecido semanario “El mundo de los toros”. El estilo de Luis, con su personal acento, donde siempre habita ese toque “canalla” fue lo que multiplicó las ventas de aquél semanario.

Después llegarían sus colaboraciones en el diario Pueblo al lado de un crítico mítico como lo fuera Alfonso Navalón. Junto a Antolín Castro escribió en Opinión y Toros, hasta su desaparición hace escasamente un año. Y la última gran aventura periodística vino de la mano de Juan Jesús Herrero, director de Toros de Lidia, uno de los portales taurinos con mayor número de seguidores en redes sociales.

Evidentemente, Luis hizo “apología” de una fiesta taurina con mayor autenticidad, de mayor verdad y riesgo, echando en falta el compromiso de los que mandan en ella. Un espectáculo que pierde adeptos, precisamente por eso, por la ausencia de implicación de sus bases. La presentación del evento corrió a cargo del director del Museo Taurino, el doctor Francisco Llorca.

Giovanni Tortosa

En la imagen de Paco de Toro Tormo, Pla Ventura, arropado por el doctor don Francisco Llorca, en calidad de director del Museo Taurino y, para la ocasión, como presentador del conferenciante.