Si tuviera que ponerle otro título a ese resumen le llamaría “Dos de cal y una de arena en Ecuador”.

La primera de “Cal” cuando empezó este año pues existía expectativa por la situación de Quito ya que en el 2018 se realizó la “Marcha por la Libertad y el Trabajo” con la finalidad que el presidente del Ecuador, Lenin Moreno, pueda dar una solución pero no sucedió nada, al contrario con la llegada de un nuevo alcalde a la ciudad se perdió el último bastión “La Plaza Belmonte” así pues después de varios años en el Distrito Metropolitano de Quito no se celebraron Corridas de Toros.

La segunda de “Cal” tuvo que ver con la Plaza de Toros “Raúl Dávalos” quien este año perdió la categoría primero por los carteles de su feria en el mes de abril y segundo porque la empresa administradora no realizo la tradicional “Corrida de la Independencia” en el mes de noviembre y así se perdió un bastión importante en nuestro país.

Para la de “Arena” quiero hacer mención aparte a todos los valientes empresarios que se atrevieron a realizar corridas de toros en los cantones del país porque su lucha es de VALIENTES. Se suma también el hecho que pese a que el empresario José Luis Cobo por tercer año consecutivo nos niega las acreditaciones debemos darle los méritos porque ha fortalecido una feria de renombre a nivel mundial: Feria de Latacunga. Ambato no se queda atrás y dio una gran feria en el 2019 a pesar de ser dos días, la feria es una de las más esperadas por los aficionados.

Con todo esto hagamos un breve resumen de lo más importante que pasó este año en el Ecuador Taurino:

La primera gran cita se dio en el Festival Benéfico Internacional “Por mis tradiciones, En libertad” realizado en Latacunga a inicios de año siendo el triunfador, Damián Castaño.

En marzo llegó la primera gran feria del Ecuador, Feria Nuestra Señora de la Merced- Ambato, que dejó a Luis David Adame como el triunfador al cortar dos orejas en la tarde de su debut, asimismo ante la sorpresa de todos se despidió el torero riobambeño, Mariano Cruz Ordoñez. Una oreja cortaron Castella, El Fandi, Samper y el rejoneador Oscar Borjas.

En abril las expectativas eran grandes por los cincuenta años de la Feria “Señor del Buen Suceso” pero para muchos el trabajo de la empresa dejó mucho que desear (porque la afición ecuatoriana es torerista) y porque tradicionalmente se realizaban dos corridas de toros, pero ahora se realizó una y la otra se la reemplazó por un festival. Pese a esto los triunfadores fueron Javier Cortés que cortó dos orejas en la corrida y Paco Perlaza que indultó un novillo en el festival.

Pasaban los meses y los festejos que se realizaron en parroquias o cantones dejaron algunos triunfadores: Guillermo Albán en Alausí (Chimborazo); Emilio Serna en Tanicuchí (Cotopaxi); Samper y Bustamante en Sigchos (Cotopaxi); Uriel Moreno “El Zapata” y Julio Ricaurte en San Miguel de Bolívar (Bolívar); Vicente Arteaga, Jefferson Ibarra, Pedro Louceiro, Luis Miguel Ramírez todos cortaron una oreja en el Festival Taurino Internacional “Rejoneo es Arte” realizado en la plaza “Xavier Erazo” de Riobamba (Chimborazo), entre otros.

La última feria importante llegó en diciembre en Latacunga. A mediados de año se habló de Pablo Aguado que finalmente no apareció en los carteles y la caída de Manzanares por su lesión fueron causa para que se hagan cambios y finalmente dieron los resultados positivos a la feria.

En la primera tarde el triunfador fue José Andrés Marcillo que tomó la alternativa logrando una vuelta al ruedo y un indulto, su padrino, Morante de la Puebla cortó dos orejas y Roca Rey sumó tres en total.

La segunda tarde hubo dos indultos: Uno de Perera y otro de “El Fandi” aquella tarde Enrique Ponce cortó una oreja.

En el festival de la Virgen Esperanza de Triana que se exilió en Latacunga, triunfó el arte de Morante y la fiesta de “El Fandi”.

Con este pequeño resumen solo queda preguntarse ¿Será que algo bueno sucede en el 2020 en nuestro Ecuador Taurino? De ser así que soñar no cueste nada y las ilusiones sigan intactas.

 

Escrito por: Edwin Baño