El torero Rafael Rubio mas conocido como “Rafaelillo” se recupera ya en el complejo hospitalario de Navarra, después de una desgarradora cogida, que gracias a Dios, no llegó a  ser mucho peor. El torero ha pasado una noche con muchos dolores y muy incomodo, todavía no hay fecha de alta.

Parte médico del Rafaelillo:

“neumotórax izquierdo que ocupa aproximadamente el 50% de la caja torácica izquierda. Neumotórax derecho que ocupa aproximadamente un tercio de la caja torácica derecha. Condensación parenquimatosa en el LII compatible con posible contusión pulmonar. También pequeño hemotórax derecho”.

“múltiples fracturas costales. En parrilla derecha el arco anterior de la 4ª costilla, acabalgada. Los arcos posteriores de la 7ª, 8ª, 9ª y 10ª costillas. Fisura de la 6ª costilla derecha. Fractura de la apófisis trasversa derecha de la 7ª vértebra. En la parrilla izquierda fractura de la 6ª, 7ª, 8ª, 9ª, 10ª, 11ª y 12ª. La 9ª con dos trazos de fractura. Varias acabalgadas. Fracturas de las trasversas derechas de L1 y L2”. Además, se detalla “enfisema subcutáneo” y “lesiones focales hepáticas compatibles con hemangiomas”.

Tras las pertinentes pruebas el torero fue rápidamente sometido a una “toracotomía de urgencia in situ, objetivándose fracturas costales a nivel lateral y posterior de varias curvas con hemotórax importante en relación con sangrado de intercostales. Se aprecia indemnidad de diafragma y pleura visceral. Se coloca tubo de tórax desde anterior. Drenaje en plano superficial. Cierre por aproximación de diferentes planos”, detalla el informe médico.

 Neumotórax bilateral, predominio izquierdo, pequeño hemotórax bilateral. Contusión parenquimatosa en LII. Múltiples fracturas costales en ambas parrillas. Fractura de la apófisis trasversa derecha de T7, L1 y L2”.