Esta temporada 2018 por primera vez me he podido dar el gusto y permitirme el capricho de ver lidiar en vivo y en directo la camada de toros entera de la ganadería de Miura en España. Han sido un total de 7.954 kilómetros en coche, eso sin contar el festival de La Macarena en Sevilla ni las cuatro veces que he ido a “Zahariche” este año.

Por este orden he viajado a SEVILLA, donde lidió una interesante corrida de toros en la que Pepe Moral cortó 2 orejas a los dos mejores toros de la tarde y rozó la Puerta del Príncipe.

OSUNA (Sevilla), donde lidió una corrida de toros importante y muy buena para los toreros, saliendo “El Cid” y Pepe Moral a hombros y cortando Daniel Luque una oreja.

SANTISTEBAN DEL PUERTO (Jaén), ésta fue un corridón de toros por presentación y comportamiento, corrida muy completa, variada, interesante brava y encastada, todo tuvo importancia y en la que destacaron Javier Castaño y “Rafaelillo” que cortó 3 orejas. Ésta corrida junto con la de Algarra en Valencia han sido las dos mejores que he visto esta temporada.

MADRID, en la que sin ser una buena corrida en conjunto, hubo dos toros destacados, uno bueno para el torero que correspondió a Pepe Moral y de no fallar con la espada quizás le hubiera cortado una oreja, y otro el sexto “Taponero”, n° 80, que ha sido uno de los toros más fieros y encastados de toda la temporada en España, toro que transmitió mucho y que tuvo mucha emoción de principio a fín. Esta corrida fue premiada por la peña “El Puyazo” como la corrida más brava en el caballo de la feria de San Isidro 2018.

PAMPLONA, ésta fue una corrida de toros muy dura y complicada para los toreros, con escasas opciones para el lucimiento.
BILBAO, otra corrida dura, seria y muy complicada, con la que Octavio Chacón y Juan Leal se la jugaron y lograron cortar una oreja cada uno de mucho mérito tras sendas faenas que tuvieron mucha emoción. Juan Leal recibió una cornada en el muslo.

ALBACETE, tarde interesante y con variedad de comportamiento. Corrida seria en presentación y juego en la que destacó el lote de Sergio Serrano (un lote de 3 o 4 orejas que fue desaprovechado y quedó en una). Pepe Moral consiguió esa tarde la tercera puerta grande de la temporada con “miuras” tras cortar una oreja a cada uno de sus dos buenos toros.

ÚBEDA (Jaén), Si Octavio Chacón tuvo un lote imposible en Albacete, en Úbeda fue el triunfador de la tarde, cortando 3 orejas a dos buenos toros de otra corrida que tuvo variedad e interés en su conjunto.

También lidió Miura este año 3 toros en Saint Vicent de Tyrosse (Francia) en un desafío ganadero con Palha. Esa tarde la vi en video, resultando los 3 toros de Miura ovacionados en el arrastre y a los que se cortaron las 2 únicas orejas de la tarde. Además, la ganadería de Miura lidió dos buenos novillos en Cella (Teruel), donde se llevó el premio a mejor ganadería y una gran novillada en Calasparra que le valió uno de los premios a mejor novillada de esta feria de novilladas que es la más importante de España.

Las conclusiones que saco de la temporada de Miura son las siguientes:
Como nota negativa, ha sido una pena la falta de fuerza en algunos toros, aunque por el contrario también he visto toros con una fuerza y un poder tremendo (incluso dentro de una misma corrida), cosas inexplicables, porque han tenido el mismo trato, la misma alimentación y el mismo manejo… un misterio.

En lo positivo me quedo con la enorme personalidad y la gran variedad de comportamiento que sigue teniendo esta ganadería, he visto toros fieros, encastados, bravos, nobles (pero sin ser tontos), toros con clase, toros malos, toros complicadísimos e incluso imposibles y que no tenian ni un pase, toros cambiantes durante la lidia, toros que había que entender y hacerles las cosas bien, toros peligrosos y toros que no transmitían nada, en definitiva he visto de todo, y prácticamente casi todos los toros fueron buenos y/o cumplieron en el tercio de varas. Esa variedad hace falta en la fiesta de los toros y la ganadería de Miura es una de las que tiene en su comportamiento más variedad e interés, y en una fiesta a veces tan previsible, se agradece que existan todavia toros imprevisibles como los de la A con asas. Esta ganaderia podrá gustar más o menos (para gustos los colores), pero es indiscutible que los toros de “Zahariche” son diferentes para lo bueno y para lo malo. Miura sigue siendo Miura.

 

Por Jose Joaquin Diago