Con la entrada del nuevo año, Satine comienza a perfilar su temporada más taurina, en la que alternará actividades culturales, didácticas y festivas.

Su Fundación, organismo que representa la mercantil Burrianense, trabaja en la formalización del proyecto cultural más ambicioso que se conoce en el movimiento asociacionista valenciano.

El proyecto ya conocido “Museu del Bou”, que está previsto (si las obras, la burocracia y el contenido a exponer lo permiten) fije su inauguración coincidiendo con la semana de Fiestas Patronales de la Misericordia de Burriana, acompañado pues de un día taurino por excelencia, orientado al disfrute de todos los aficionados y que Satine pretende hacer un referente.

El precedente de Nubarrón del pasado año, sitúa las expectativas en torno al “Día del Bou de Satine”, en un grado de expectación muy alto. Para ello, se trabaja en un día completo único y con un cartel taurino, de auténtico lujo.
El primer astado adquirido para el presente año es Fisgador de Victorino Martín.

“Fisgador” abrirá cartel en este día tan significativo en la primera semana de septiembre (si la pandemia y la seguridad sanitaria lo permite), siendo reseñado siguiendo los criterios y la filosofía exclusivista de Satine con la ayuda y supervisión de los propios ganaderos, ofreciéndonos un auténtico espectáculo de presentación y trapío, acorde a la morfología de esta ganadería y a la importancia del festejo popular taurino de la Comunidad Valenciana.

En esta época tan convulsa, Satine, tiene marcado como objetivo principal, mantener la ilusión del colectivo de festejos populares taurinos en lo más alto y esta noticia, es un motivo para creer en el regreso del “Bou al Carrer”, en las calles de los pueblos valencianos.