La peña taurina “Que Dios Reparta Suerte” es un grupo de 15 aficionados jóvenes que quieren dar a la plaza – a la que llevan asistiendo entre 15 y 20 años- un ápice de seriedad. Luchadores infatigables por los valores más esenciales del toreo. Un tendido 7 en Galicia, donde el aficionado quiere honrar la justicia, honestidad, integridad, y demás. Esta peña taurina es una de las 38 que forman parte de la coordinadora de peñas taurinas de Pontevedra.

Muchos de los aficionados ya están cansados de la “reducción de número de corridas, el silencio ante la obsoleta gestión de la plaza, el silencio frente a unos toros sin presencia, sin trapío, sin movilidad”  pero sobre todo están cansados de la falta de palabra “Para incumplir la primera promesa necesitó un año, para la segunda solo un día”. Todas estas frases son una crítica directa al sistema empresarial con el cual rige la plaza la casa Lozano. Gran parte de la afición cansada de recibir “promesas” que caen en saco roto. Y en una temporada difícil, ni se ha molestado defender su plaza “hemos echado de menos su presencia para la defensa de la tauromaquia frente a las instituciones autonómicas”. 

El comunicado dice lo siguiente:

Comunicado oficial de la Peña taurina Que Dios Reparta Suerte de Pontevedra:

  • Carta enviada a Don Eduardo Lozano empresario de Pontevedra

“Mientras seamos los dueños de la plaza, habrá toros en Pontevedra”.

Esta es la promesa que usted nos hizo a la afición en declaraciones a la Voz de Galicia en agosto de 2019. Solo necesitó un año para incumplirla. Un año y una excusa, el Covid-19. Y sí, lee usted bien, una excusa.

Vaya por delante el agradecimiento de los pontevedreses taurinos para con usted, porque nos lo ha dado todo en el Coso de San Roque, pero como bien sabe, cada toro tiene su lidia y ahora no está en disposición de exigir aplausos.

Comenzaré estas líneas reconociendo la culpa que la afición pontevedresa debe asumir como propia porque Sr. Lozano, nosotros también nos hemos equivocado y es que como se suele decir el silencio te hace cómplice, el silencio que hemos guardado los últimos diez años ante la baja calidad del ganado que trae a nuestra plaza, el silencio ante la reducción de número de corridas, el silencio ante la obsoleta gestión de la plaza, el silencio frente a unos toros sin presencia, sin trapío, sin movilidad… Sin duda somos responsables de la muerte de la tauromaquia en la ciudad. Está siendo una agonía lenta, y usted ha dado la puntilla.

Si nosotros asumimos nuestra culpa por omisión creo que también estamos legitimados para evidenciar la suya porque Sr. Lozano, hemos echado de menos su presencia para la defensa de la tauromaquia frente a las instituciones autonómicas, hemos echado de menos la seriedad que se le presume, no se pueden anunciar dos tardes de toros y en 24 horas ninguna, Para incumplir la primera promesa necesitó un año, para la segunda solo un día. Durante décadas ha disfrutado de una plaza que siempre ha estado al quite para usted y lo que representa y ahora cuando necesitábamos que nos echase un capote nos da el quiebro.

Sabemos que usted es empresario y que los toros tienen que ser rentables pero si defendemos frente a los ataques de quienes nos quieren erradicar que se trata de arte, de cultura, ¿A caso eso no debe estar por encima de todo? Si algo define a la tradición es su inamovilidad en el tiempo, pues gracias estimado empresario, en el 2020 en Pontevedra no va a haber tradición taurina. Nos creíamos invencibles y dormíamos con el enemigo.

Aún a riesgo de resultar redundante no podemos dejar de repetir que somos conscientes de las dificultades económicas que suponía la celebración del festejo este año o de las limitaciones sanitarias que en este caso le han servido de parapeto para justificar su no celebración, pero es que Don Eduardo, ya existía todo eso cuando anunció que habría dos tardes de toros, así pues, entenderá que no nos creamos que el Covid-19 nos haya privado de celebrar la Feria de la Peregrina, es más, aun dándose todas las adversidades posibles, solo por vergüenza torera usted no podía dejar a su casa, la Plaza de toros de Pontevedra sin Feria.

Finalmente solo puedo desearle que en el 2021 siga contando con la confianza de los aficionados de nuestra ciudad porque ya sabe cómo es esto de dar estocada por cornada.

Sin otro particular reciba un cordial saludo. Quedamos a la espera de su respuesta.

FDO. Peña taurina Que Dios Reparta Suerte.