Hoy se ha presentado en Las Ventas la feria de San Blas 2020, que tendrá lugar en Valdemorillo los días 7,8, y 9 de febrero. Una feria envuelta en polémica, que ha desilusionado al aficionado, y que le da la puntilla a las novilladas.

En este caso, no es por falta de dinero, porque figura un presupuesto para la temporada taurina de 480mil euros, sino por falta de criterio de un concejal del partido popular, de nombre Miguel Partida, muy conocido en el pueblo por el apodo de “pirula”, y vaya si le ha hecho la “pirula” al futuro de la fiesta.

Unos carteles que han sido rematados hace dos meses. Donde lo bueno que tiene que abunda la junventud, pero toreros que están en el circuito, con muchas oportunidades por temporadas para crecer, y no acaban de arrancar. Es llamativo que la feria de la oportunidad  – como se conoce a esta temprana feria de Valdemorillo-, no tenga ningún nombre fuera de lo común… sin intentar innovar y completar carteles con sensibilidad. Muchos son los que se han quedado fuera… el primero Manuel Escribano triunfador de la feria del año pasado con la corrida de Miura. Otros toreros que tomaron la alternativa la temporada anterior esperan una llamada como Miguel Maestro, David Galvan, Ángel Téllez,  Miguel Ángel Pacheco, Cristian Escribano, Damian Castaño y un largo etc, jóvenes talentos sin  muchas oportunidades, que Rafa Garrido y el ayuntamiento les cierra las puertas. ¡Ole!

Los carteles de la feria de San Blas 2020:

  • Viernes, 9 de febrero: Concurso de recortes.
  • Sábado, 8 de febrero: Toros de Alcurrucén para Juan Ortega, José Garrido y David de Miranda.
  • Domingo 9: Toros de Montalvo para Daniel Luque, López Simón y Álvaro Lorenzo.

Rafa Garrido y Miguel Partida se han reído de los vecinos de Valdemorillo y les han dado el cambiazo por un concurso de recortes. Tampoco se anuncian novillos para el concurso, algo raro…  ¿hacemos apuesta? –Yo apuesto por ganadería Quintas o Monte de la Ermita, tal vez Flor de Jara, o un variadito. Por cierto ¿A qué no saben quien estaba en el callejón en la feria de otoño invitado por Nautalia? -El mismísimo Miguel, figurando en los metideros taurinos, algo que adora. Estas palabras no son mías, son de un subalterno que me lo ha comentado.

Vamos a puntualizar un par de detalles del susodicho concejal para comprender mejor muchas cosas… y porque le da igual hacer o no, una novillada. Miguel Partida es muy conocido en la localidad por ser uno de los tránsfugas más jóvenes de la historia del pueblo, todavía algunos vecinos de la localidad recuerda una épica frase que le dedicó Esperanza Aguirre, que dice así  -“Tu eres Miguel “Pirula” de Valdemorillo, -Si señora, encantado, -Pues vaya pirula que has hecho al ayuntamiento de Valdemorillo”. Con sus actos y traicionando a su partido, propicio la subida al poder del PP en Valdemorillo. Por otra parte, y aunque este empadronado en Valdemorillo -En casa de sus progenitores-  vive y tributa en otra localidad madrileña donde tiene su residencia fija. Con un sueldo de 3000 mil y pico euros mensuales que provienen de esta localidad donde ejerce de concejal, ¿No podría por lo menos pagar los impuestos en Valdemorillo?  -¡¡¡viva el compromiso con el pueblo que te da de comer!!!. Mientras que sus votantes tributan y pagan los impuestos en su pueblo, él ejerce su libre albedrío. ¡Viva el libertinaje! Estas dos anécdotas son la punta del iceberg entre un gran surtido de actos irresponsables, que dicen mucho de su falta de compromiso y lealtad con el pueblo.

En el pleno de ayer jueves por la mañana, tuvo la sorpresa de una moción que ha permitido bloquear la subvención de 78mil euros a la empresa “Edisan” –Debe 131mil euros al Ayuntamiento- obligando al gobierno a llevar al próximo pleno la liquidación de las cuentas de San Blas. La transparencia debe ser muy importante en cualquier ayuntamiento. Porque cuando las arcas están llenas… la tentación es inminente.

Algunos dirán que esto es un gran feria, pero para ser feria tiene que tener mínimo 3 festejos. Cosa que este año, solo tienen 2, puesto que los recortes constan como festejo popular. Una buena feria, variada y con el sentimiento de Valdemorillo tuvo lugar el año anterior. Que ningún habitante de Valdemorillo se descuide con el actual gobierno, que hay superávit, y como dicen en mi pueblo “os comen el pan del morral”.

Por Juanje Herrero