La evolución actual de la pandemia, así como su evolución en las próximas semanas y las grandes concentraciones de personas, han llevado a tres Ayuntamientos: Almagro, Lodosa, Arnedo y Calasparra (Ayuntamiento) a suspender sus Ferias y Fiestas 2020, incluidos los festejos taurinos.

En el caso de la localidad manchega de Almagro la decisión fue comunicada en la tarde-noche de ayer durante el pleno municipal por la Concejal de Festejos, Teresa Barrajón. El Alcalde del municipio, Daniel Reina, manifestó ante una pregunta concreta sobre la no celebración este año de una corrida de toros, que aunque se reduzca el aforo el coso de Almagro a la mitad supone hablar de 4.000 personas en el recinto, lo que calificó de “incontrolable”.

Por lo que respecta al municipio riojano de Arnedo, su Alcalde, Javier García, ha anunciado hoy la decisión de suspender las Fiestas de San Cosme y San Damián, así como el Zapato de Oro 2020, acompañado por la Concejal de Festejos, Sandra Rodríguez, y varios miembros de las Peñas “Tao”“Lubumbas” y “La Chispa”.

De igual forma la Alcaldesa de la localidad murciana de Calasparra, Teresa García, junto a la Presidenta de la Fundación del Santuario Virgen de Nuestra Señora de la Esperanza, Fulgencia SánchezJuan Carlos MarínFrancisco García y Francisco Sánchez, en representación de la Asociación Taurina “El Quite”, el Club Taurino de Calasparra y la Asociación Taurina de Aficionados Prácticos, y distintos miembros de la Mesa Taurina de Trabajo, han anunciado esta mañana la suspensión de la Feria del Arroz. Las ganaderías reseñadas para el ciclo de 2020, se mantendrán para el 2021, según han confirmado desde el Ayuntamiento.

También el alcalde de Lodosa, Pablo Azcona, anunció este miércoles en rueda de prensa que se suspendían las dos novilladas picadas de la feria Piquillo de Oro que iban a tener lugar el 31 de julio y el 1 de agosto y al resto de las citas en el coso taurino.

Por Carmen de la Mata – Infotauro