Nueva corrida de la Gira de Reconstrucción en la localidad pacense de Barcarrota. Cuatro toros de Fuente Ymbro para Miguel Ángel Perera y José Garrido.

No le permitió lucimiento el primero de nombre “Malicioso” a Miguel Ángel Perera con el capote. Desde que salió por chiqueros se notó que el toro presentaba un defecto en la vista aunque no acusó este detalle. El varilarguero colocó bien la puya pero el toro se fue sin picar demasiado. En banderillas una buena brega de Javier Ambel hizo de antesala a dos grandes pares de Curro Javier que fue ovacionado. En la muleta el toro fue noble aunque no gozó de grandes fuerzas. Perera colocó la muleta con suavidad y en series cortas para tratar de disminuir esta carencia. Por el izquierdo fue más complicado y no presentó la humillación que sí había conseguido aprovechar Perera por el lado derecho. No caló la emoción en los tendidos y mató de pinchazo hondo precisando de verduguillo. Ovación a la disposición del matador.

Con el tercero efectuó Miguel Ángel un buen recibo capotero que sería complementado con un buen puyazo pese a que el toro no llegó a entregarse en la pelea. Otro notable tercio de banderillas protagonizado por Ambel y Vicente Herrera. Buen detalle del matador dejando al sobresaliente, Juan Andrés Fernández, realizar un quite.Muy quieto se dispuso Perera con un inicio de faena en el que apenas levantó los pies del suelo. Desde las primeras tandas ya se veían las cualidades del toro: transmisión, casta, nobleza, repitición y buenas embestidas. Faena de poderío que se fue complicando a medida que el toro comenzó a exigir. Media estocada que le permitió a Perera desorejar a este gran toro premiado con la vuelta al ruedo.

José Garrido recibió de rodillas al primero de su lote. Se le vio dispuesto con un toro rematado que empujó en el caballo sobre su pitón izquierdo. Le siguieron dos sensacionales pares de Antonio Chacón, que fue desmonterado a petición del público. Excelente torero de plata, de lo mejor que hay ahora mismo. Inició Garrido muy torero la faena con ayudados por alto y un bonito pase de pecho. El toro fue mejor por el pitón derecho y a medida que avanzó la lidia se fue quedando en la muleta, poniendo en apuros al diestro. Estocada caída y una oreja concedida para el matador.

El que cierra plaza se frenó en el capote de José Garrido sin darle opciones de lucimiento. Lo agarró por delante el picador pero aun así el toro empujó mejor que sus hermanos. En banderillas fue prendido al perder un pie Javier Valdeoro. Estuvo atento Vicente Herrera metiendo el capote en la cara del toro y consiguió hacerle un fenomenal quite. En la muleta consiguió Garrido someter al toro más complicado de la tarde que derrotaba al final de cada muletazo. Además, medía en la muleta, poniendo en apuros al torero que no se achicó y consiguió ligarle unos buenos muletazos. Se tiró con la espada aunque quedó tendida y trasera. Una oreja de premio se le concedió.

 

Por J.G.B