Esta mañana se ha celebrado el primero de los tentaderos programados para este fin de semana en la Venta del Batán.

Buena dirección artística por parte del matador JUAN ORTEGA, con momentos de excelsa torería y bien hacer, elementos ambos, bastante escasos en estos tiempos que corren.

Entre los chavales ha habido de todo, pero así a vista de pájaro viejo, he visto demasiado toreo en línea, y pocos pellizcos en el alma; más bien, ninguno.
Son jóvenes y están aprendiendo. Tiempo al tiempo, y a los que quieren ser, afición y trabajo.

Las vacas, unas mejores que otras, alguna peor y, una, la castañita quinta, madre de futuros toros, según mi punto de vista; el resto de ellas, “pa las calles”…

Por cierto, Arranz y su afán de protagonismo han andado por allí con sus típicas formas, pero ni caso. A gente así cuanto menos caso, mejor.

Mañana más ilusiones… a por ellas.

Por Curro Jiménez