“MEMORIAS DE LA FERIA DE SAN ISIDRO. TAL DÍA COMO HOY, 29 DE MAYO…”

1958: Hace su presentación en Madrid un torerito sevillano llamado Diego Puerta, quien corta una oreja al 6º toro. La novillada, de Sánchez Fabrés, fue lidiada además por Miguelín y Emilio Redondo.

1971: Paco Camino firma una sobresaliente faena al toro “Serranito”, de Pablo Romero. Una de las más importantes de su carrera.

1980: Tarde apoteósica la que ofreció aquel binomio perfecto que fue el formado por Victorino Martín y Ruiz Miguel. La corrida de toros de la A coronada fue un compendio de casta, bravura y poder aquella tarde, premiándose con la vuelta al ruedo póstuma al 2º toro. Ruiz Miguel aquella tarde cortó tres orejas, destacando muy en especial la faena al 4º toro. De esta faena Joaquín Vidal escribió que “con media docena de muletazo, Ruiz Miguel el grande, torero de época, alcanzó un éxito memorable”. Antonio José Galán y Tomás Campuzano (quien también cortó oreja), completaron el cartel.

1985: Yiyo triunfa al cortarle una oreja a un toro de Aldeanueva de nombre “Niñito”. Aquella sería su última tarde en Las Ventas…

2007: Rafaelillo, casi un desconocido en aquel momento, logra dar un soberano toque de atención ante una corrida complicada, correosa y con mucho que torear de Dolores Aguirre. Rafaelillo estuvo lidiador toda la tarde, dando a cada uno de sus toros la lidia oportuna y sobreponiéndose con mucha torería y verdad a las complicadas circunstancias que los toros ofrecían. El inolvidable aficionado del tendido 7 Joaquín Monfil escribió lo siguiente en el portal Opinión y Toros: “estuvo toda la tarde en torero, arriesgando al máximo su anatomía, dando una lección de conocimientos lidiadores y poniendo hoy a todo el mundo de acuerdo, isidros, claveleros e incluso a los “duros” de El 7. Porque está claro que con la materia prima que tenía enfrente no se podía hacer un toreo de espejo, ni de preciosismos, pero la emoción estuvo presente con él, la emoción de verdad, por el riesgo que se mascaba y que ponía escalofríos en los tendidos. No acertó con la espada pero dio, tras la muerte del quinto, la vuelta más clamorosa de todo lo que llevamos de feria”.

2008: Extraordinaria corrida de toros del hierro portugués de Palha. Seis toros lidiados, seis bravos con mucho que torear que fueron. Y en especial será recordado por los restos el 3º, “Rachido” de nombre y premiado con la vuelta al ruedo. Lidiado por Luis Bolívar, quien estuvo bien con él, luciéndolo tanto en varas como en la muleta. Completaron la terna Sánchez Vara y Luis Miguel Encabo, firmando ambos una actuación poco afortunada.

2012: Julio Aparicio se corta la coleta al terminar el festejo, tras ofrecer una imagen paupérrima como artista y profesional del toreo no solo aquella tarde, sino también días antes en su otra comparecencia aquella feria. El gesto fue reconocido con una ovación por parte de los aficionados

2016: Baltasar Ibán lidia una buena corrida de toros en la que destaca el célebre toro “Camarín”, lidiado en 2º lugar por Alberto Aguilar y al que se le negó de manera muy injusta la vuelta al ruedo. Alberto Aguilar, que cortó una oreja del bravo “Camarín”, hizo el paseíllo junto a Iván Vicente y Víctor Barrio (quien aquella tarde toreó por última vez en Madrid).

Por Luis Cordón