José María Trigueros es, junto a Jorge Martínez, el novillero con caballos de mayor calado que en la actualidad tiene la Murcia taurina. Procede de la extinta escuela taurina de Murcia. Hace unos días llegaba a la final del primer Certamen de Novilladas “Villa de Blanca”. Y lo hacía en inferioridad, debido a la merma física, producida en su actuación del día anterior. Su oponente era el novillero de moda: Manuel Perera.

Ya de muy pequeño, con apenas tres años vestía de torero. ¿Tiene antecedentes taurinos en la familia?

–No, nunca hubieron, si de profesionales hablamos. Sólo algún que otro aficionado a ir a los toros.

¿Qué recuerdos tiene de tu paso por la escuela taurina?

–Me queda el buen sabor de la amistad, de aquellos compañeros que tuve y seguirán siendo mis grandes amigos.

Alfonso Romero es su apoderado, ¿qué proyectos tiene para José María Trigueros?

–Un gran profesional, que también lleva a Miguel Tendero. No para de trabajar para gestionar mi carrera. Creo, honestamente que podemos tener un buen futuro.

Fue aquél novillo de La Quinta en Sevilla, uno de los más bravos y encastados que ha lidiado?

–Podría decir que ha sido uno de los novillos más encastados que he podido torear.

La experiencia en el CART mexicano, ¿qué ha dejado en Trigueros?

–Me hizo madurar, tanto como persona así como torero. Me veo como un torero nuevo, viéndolo muy claro; creo que me servirá para mucho.

Precisamente allí, conoció al maestro Eloy Cavazos. ¿Qué sensaciones le dejó el “León de Monterrey”?

–Su profesionalidad y su respeto al toreo entre otras cosas. Nos comentaba que cuando acudía a un evento social, una de esas largas comidas con sobremesa que duran horas; él nada más comer se retiraba a su casa, no tenía interés alguno por el alcohol, la fiesta y esas cosas. A pesar de estar retirado, vive como si estuviese en activo.

¿Estaría mentalizado para entrar en ferias de encastes duros como Calasparra, Villaseca, Cenicientos?

–Claro que sí. Para ello entreno cada día. Precisamente mi apoderado no para de hacer gestiones, pero esta temporada las cosas no están claras en cuanto a las novilladas con caballos. Ferias contrastadas como Arnedo no se hacen, parece ser que Calasparra tampoco tendrá su feria del arroz. Esperamos Arganda, a ver si es posible. También teníamos algo con novillos de Cebada Gago, pero las cosas se complicaron y no se va a hacer.

Un torero admirado.

–Mi admiración y respeto siempre estará con todo aquél que se viste de torero. Serían muchos, pero quizás hay dos que siempre fueron para mí un tanto especiales, por su concepto de la estética y torería: Uceda Leal y Curro Díaz.

Un color de traje de luces.

–Me gustan los tonos claros por encima de todo. Aunque dispongo de un grana y oro. El blanco y oro me encanta.

Un nombre de mujer.

–Natalia.

Un libro que le dejara huella.

–La vida de Juan Belmonte de Chávez-Nogales.

Un plato preferido.

–Lo tengo complicado, ¡me gustan tantos!, pero si he de elegir sería un arroz y conejo, que es muy de Murcia.

Un deseo.

–Agradecer a Torosdelidia el interés y predisposición a los que aspiramos a ser algo en la Tauromaquia. Muchas gracias por esta entrevista en una web que es tan potente en el mundo taurino.

Giovanni Tortosa

Fotos: José María Trigueros junto al mozo de espadas José Ramón Martínez.