Tres toros bravos, tres,

dos de lomo “colorao

y uno por completo negro.

La mirada de los tres

impone mucho respeto.

¡Qué estampa!, ¡Qué hechura!

Quisiera sobre un lienzo

plasmar yo vuestra figura.

¿Y qué decir de sus astas?

¿Son toros alirados?

¿Son más bien corniveletos?

Enorme arboladura tienen

los dos coloraos y el negro

¿Serán toros de cartel?

¿O sabiamente apartados

por su dueño, Samuel Flores

para en su finca tener

unos buenos sementales?

Tres toros bravos, tres,

dos de lomo “colorao”

y uno por completo negro

van hoyando en la dehesa

el verde manto del suelo.

Si a un coso destinados van,

tardes de gloria han de dar

en el albero al torero

que los sepa bien lidiar.

Si de sementales quedan,

padres serán de becerros,

que a los cuatro o cinco años

habrán de ser toreados

en famosos grandes ruedos.

¡Qué buena cabaña brava

la que cría Samuel Flores

en su finca El Palomar,

ubicada en Povedilla,

en provincia de Albacete!

Tierra de mucha afición

es la tierra de Albacete,

además de ser también

de muchos toreros cuna.

Tres toros bravos, tres,

dos de lomo “colorao”

y uno por completo negro.

La mirada de los tres

impone mucho respeto.

Juan Otelo Gómez