Estás aquí:-, Curiosidades-EL GALLINERO PEÑA TAURINA VALENCIANA DE LOS “GALLO”

EL GALLINERO PEÑA TAURINA VALENCIANA DE LOS “GALLO”

Es conocido de todos que la afición valenciana apoyó y lanzó a Juan Belmonte desde su primera “novillada económica” – sin picadores – celebrada el 29 de mayo de 1912 en Valencia. Con los años, la afición de la capital del Turia se repartiría entre gallistas y belmontistas, como ocurrió en toda España. No obstante, la idiosincrasia de Valencia hizo que la pareja de moda apareciera ya en las fallas de 1914. En ella vemos como Joselito, vestido de “gallo” presiona al empresario de Valencia para lograr una buena contratación mientras Juan Belmonte, con su pose característica, torea caracoles en vez de toros.

Fernando Gómez Ortega Gallito, toreó en 1904 como novillero – en novilladas económicas – varias tardes en la Plaza de toros de Valencia, con Vito, Dauder, Angelillo, Manuel Mejías Bienvenida etc., con bastante éxito por lo que la plaza lo repitió varias tardes. Esto le creó un buen cartel en Valencia que mantuvo con altibajos en 1905 como novillero. En 1906 Fernando Gómez Ortega Gallito actuó como novillero en Valencia, junto a Crespito y Vito con novillos de Rafael Surga. El 29 de Junio de 1906, Fernando volvió a torear con Dauder, Vito y Angelillo en una tarde que pasaría a los anales de la música taurina[1]

El 18 de Octubre de 1908, Rafael El Gallo [2] y José Gallego Mateo (José Claro) Pepete alternan mano a mano[3] en una corrida de toros a beneficio de la Asociación Valenciana de Caridad, con toros de José Moreno Santamaría (1). Rafael toreó con tanto arte y donosura que enloqueció a los valencianos, con su arte sin par. Este éxito hizo que dos aficionados jóvenes valencianos Luis Martí Alegra y Antonio Romero Hueso (íntimo amigo de Rafael El Gallo), iniciaran los trámites para hacer una peña taurina a favor de Rafael que más tarde también se amplió a Joselito e incluso a Fernando Gómez Ortega y que se llamó Peña taurina El gallinero[4].

La Peña taurina “El Gallinero” tuvo su primer domicilio en la plaza de la Pelota (hoy Mariano Benlliure) en el piso alto de una cervecería denominada “El león de Oro”, desaparecida en 1947 para ceder sus dependencias al Círculo de Bellas Artes. El primer organizador de los trámites para constituir la Peña fue D. Juan Romero, padre de Antonio Romero y amigo de Rafael El Gallo. El primer presidente fue Genaro Palau, profesor de la Escuela de Bellas Artes de San Carlos. Era pintor de paisajes y de carteles taurinos. Dicen que se parecía en el semblante a Antonio Fuentes (al que admiraba) y era amigo personal de José García El Algabeño.

Después la Peña se trasladó a una nueva sede en la calle Alfredo Calderón (hoy Correos). Allí vivió los momentos más importantes de su vida la Peña. El Gallinero en los años 1914-1918 organizaba festivales nocturnos de éxito en los cuales solía participar desinteresadamente Joselito y otros toreros. En ellos, junto a espadas consagrados, se daba cabida a novilleros con y sin caballos[5]. En uno de estos festivales se dio a conocer Antonio Carpio Ríus, natural de Catarotja. El festival (15- Noviembre 1914), era a beneficio de la Asociación Valenciana de Caridad y en él participaron: Boltañes chico, Antonio Carpio Ríus, Miguel Martí Reus Petreño, Francisco Vila Marí Rubio, Daniel Company Costa Mestizo y Manuel Soler Gispert Vaquerito (3). El cartel es del famoso cartelista Genaro Palau Romero, a la sazón presidente del Gallinero. Antonio Carpio Ríus – conocido por El maestro por su profesión -murió trágicamente de una cogida el 27 de Agosto de 1916 en la plaza de toros de Astorga.

En Valencia al igual que en otros lugares, la bonhomía de Rafael y de José se manifestaba muchas veces. Rafael y José favorecían con dinero a mucha gente que necesitada ayuda económica en estos años de crisis, pero siempre dentro de una gran discreción para no ofender los sentimientos de las personas. Entre estos necesitados a los cuales favorecían los dos hermanos había a un pobre desventurado vendedor de periódicos que se pasaba el año pregonando a las puertas de la peña El Gallinero de esta guisa cuando José hacia una buena faena: -“¡Compren el diario con El triunfo del Pelao!” “¡Compren y vean la salida del cascarón del Gallito!”- Lo del cascarón iba por José a quien llamaban Gallito en los carteles para distinguirlo de Rafael El Gallo, y a quien el pobre hombre se figuraba como un polluelo rompiendo victoriosamente el cascaron del huevo. A ello también contribuían las fotos del torero en los periódicos con su cara aniñada por sus pocos años. La sorpresa del pobre vendedor fue mayúscula cuando un día José le dio directamente un dinero para remediar su situación económica y le dijo: “Mírame bien. Ves que ya he salío del cascarón” (5)

Para que se aprecie la calidad de los festejos de Promoción organizados por la Peña El Gallinero podemos citar el festival del 21 Noviembre de 1915 con novillos de varias ganaderías y con novilleros de cierto prestigio como eran Enrique Belenguer Blanquet (fue novillero antes de peón de confianza de Joselito), Miguel Martí Mateu Petreño, Francisco Vila Marí Rubio, Manuel Soler Gispert Vaquerito y Ernesto Vernia (6). El 12 de julio de 1916 organizó otra becerrada con becerras de distintas ganaderías: Miura, Pablo Romero, Guadalest, Benjumea, Moreno Santamaría y Villalón. El cartel lo componían Antonio Cañero (no era rejoneador sino novillero), Julián Cañedo y Carlos Pickman. En las cuadrillas actuaban como peones y/o banderilleros: Joselito, Isidoro Martí Flores, Julián Saiz (Saleri II), Petreño, Vaquerito y Enrique Belenguer Blanquet. El director de lidia fue El Algabeño (5).

Cartel de la Plaza de Valencia. Festival organizado por la Peña El Gallinero. Colección privada del autor.

El 7 de Octubre de 1917 la peña organizó un gran festival en el que actuaron Rafael El Gallo, Paco Madrid, Joselito (una de l pocas veces que uso este nombre en un cartel taurino), José Garate Hernández Limeño, Félix Moreno y Ángel Fernández, Angelete (7). El 4-Julio 1918 las 10h 30m[6], se hizo otro festival con novillos de Antonio Flores (Antigua ganadería de Bragança) para Joselito, Julián Sainz Martínez Saleri II, Diego Mezquiarán, Fortuna, José Flores Camará, Ricardo Anlló, Nacional y Antonio Calvache. El cartel está diseñado por Roberto Domingo (8), lo que indica la capacidad económica de la Peña.

Cartel anunciando el Festival nocturno organizado por la Peña el Gallinero el 4 Julio 1918. Colección privada del autor

Todas estas actuaciones así como la presentación de los Gallos en corridas de toros iban acompañadas de suculentas comidas de los socios de la peña con los toreros, como la que se recoge en la figura 5

Un día de gran relevancia para la peña El Gallinero fue el 17 de Octubre de 1912 en el que torearon juntos en Valencia los tres hermanos con los apodos de Gallito. Realmente era un mano a mano entre Rafael y José- los dos únicos que eran matadores de alternativa en España -. Rafael se anunció como Gallito, José como Gallito III y su hermano que actuaba como sobresaliente[7]aparece en el cartel como Gallito II. Esto puede considerarse también una imposición de Joselito pues la alternativa de su hermano Fernando no estaba reconocida en España y por ello no podía figurar de matador de toros en el cartel (Figura 6), aunque fuera de “sobresaliente” (9). Esta era la octava vez que torearon los dos hermanos juntos en 1912, lo cual indica el interés del público por ver a los dos hermanos, Rafael y José.

Fragmento del Cartel histórico de la plaza de toros de Valencia el 17 de Octubre de 1912 en que figuran los tres hermanos con el apodo de Gallito I; Gallito II y Gallito III.

Ante las pocas corridas en que actuó, en 1917, Rafael pensó por un momento en retirarse de los toros, aconsejado por su hermano José, que sufría horriblemente en las tardes de desgracia de Rafael, muy frecuentes en ese 1917. Joselito organizó diez corridas de “Despedida”, en Barcelona, Sevilla, Madrid, Zaragoza, etc., que se llevaron a cabo con buen éxito pecuniario y artístico.

Rafael el día de su “retirada” en Valencia. Julio de 1918

En Valencia José había forzado a la empresa a programar una Feria de Julio del 25 al 29 (10) a su medida. En el cartel de la Feria estaban anunciados entre otros Rafael, Gaona, José GallitoSaleri II, Camará y Juan Belmonte. Las ganaderías muy del gusto de José: Saltillo, Miura, Pablo Romero, Concha y Sierra y Santa Coloma. El día 30 y con fines eminentemente económicos se anunció la retirada de El Gallo con unos toros “cómodos” de D. Vicente Martínez. Rafael alternaba con Joselito (así figura en el cartel) y Saleri II. El cartel es de Ruano Llopis compuesto exprofeso para la ocasión (11). La prensa da esta crónica de la histórica corrida (12): “La Peña “El Gallinero” extendió un cartel que ponía “la Peña El Gallinero a su Rafael”. El Gallo fue obligado a saludar desde los medios. En su primero, Rafael El Gallo brindó, al alcalde despidiéndose de Valencia. La música tocó un pasodoble dedicado a El Gallo[8]. Este hizo en su primero una faena valiente y adornada, de cerca, confiado; mete un pinchazo sin soltar; luego, desconfiado, otro pinchazo, y descabelló a pulso. Palmas. En el cuarto toro “Cedacero” negro y descaradamente chico, Rafael El Gallo toreó a la verónica mostrando ganas de agradar. Cambió luego a un buen par de banderillas. Los otros dos pares los pusieron Almendro y Armillita que parearon bien. Luego brindó a su amigo Santomás que fue a quien brindó el primer toro que mató siendo niño en esta plaza. La faena la inició con un primer pase sentado en una silla en los medios de la plaza. Otro pase de rodillas. Siguió la faena sublime, con pases de todas marcas, pasándose la muleta por la espalda. Entusiasmo general, cayendo a la plaza sombreros y prendas de vestir. El público coreó esta faena nunca vista. Al dar un pase cayó al suelo y fue pisoteado por la res. El momento fue de emoción. Joselito hizo el quite y fue ovacionado. Rafael entró en corto y por derecho y señaló un gran pinchazo; otro bueno, otro sin soltar, otro, y media delantera. Gran ovación, oreja y vuelta al ruedo. El público valenciano le tributa una gran despedida”.

Muerto JoselitoEl Gallinero entró en decadencia. No bastaron para reanimarlo las reapariciones de Rafael – con sus éxitos y sus fracasos- , ni las faenas valientes de Ignacio Sánchez Mejías. Durante los años 1920-1922, el testigo de la movilización de la afición lo recogió el “Club Granero” que organizó festivales y después participó en la organización de los festejos para recaudar fondos para el mausoleo de Granero y para remediar la situación económica de la familia del diestro.

El Gallinero también se adhirió al Club Granero para sufragar las exequias por la muerte en Valencia de Lorenzo Ocejo Ocejito, natural de Bilbao y residente en Tetuán de las Victorias (Madrid), que murió en la plaza de Valencia (13). El duelo estuvo copresidido por Manuel Granero.

Desgraciadamente el último acto significativo de los peñistas fue la participación en el entierro de Manuel Granero en Mayo de 1922, al que se sumó todo el orbe taurino valenciano.

La peña se fue extinguiendo lentamente, dado que la situación socio política del país iba empeorando por momentos y ya no había la rivalidad de antaño en los ruedos muertos Manuel Granero y Sánchez Mejías y con un Juan Belmonte que había cambiado totalmente del toreo de angustia al de regularidad, dominio y poderío que recordaba incluso a José Gallito . El tiempo fue llevándose el interés y la actividad de los peñistas hasta que acabó desapareciendo antes de la Guerra Civil.

2018-12-02T18:08:57+00:00