Ayer el corazón del gran torero mexicano Juan Silveti, dejó de palpitar. Víctima de enfisema pulmonar, debido al cual se mantuvo conectado a un tanque de oxígeno desde hace algunos años, perdió la noche de ayer la batalla de la vida.
Falleció en su rancho de Salamanca, Guanajuato a los 88 años, el que fuera una figura del toreo en los años 50.
Juan Silveti Reynoso apodado “El Tigrillo”, nació en la ciudad de México el 5 de octubre de 1929, hijo del también matador Juan Silveti Magnon “El Tigre, o Juan Sin Miedo”.
Torero valiente, con un gran carisma y poseedor de una personalidad única y de una simpatía impresionante siempre fue un hombre respetado en el medio taurino, como torero, como padre de toreros y como apoderado.
Casado con la británica Doreen Barry procreó a David y Alejandro
El diestro tomó la alternativa en plaza de toros México el 15 de enero de 1950 con un toro de la afamada dehesa de La Laguna de nombre “Colegial”, siendo Fermín Rivera su padrino y como testigo el portugués Manolo Dos Santos
En Madrid confirmó al siguiente año, el 17 de junio del 51, de manos de Antonio Bienvenida y nuevamente como testigo el lusitano Dos Santos. El toro se llamó “Pavito” de la ganadería de Sánchez Cobaleda.
Sus restos se encuentran en el velatorio “Nueva Vida” de la ciudad de Salamanca, Guanajuato y a las 16:00 horas se llevará a cabo una misa de cuerpo presente en la parroquia de San Agustín.
Una pena inunda a la familia taurina y por este medio damos nuestras sentidas condolencias a su hijo Alejandro, su esposa Doreen, su nieto Diego y quienes aún sin ser protagonistas de la fiesta, también le sobreviven.