Estás aquí:--SER TORERO: UNA MIRADA DE LA TERAPIA OCUPACIONAL

SER TORERO: UNA MIRADA DE LA TERAPIA OCUPACIONAL

Cuando hablamos de ocupación… lo primero que salta a la mente es el trabajo remunerado en un “lugar decente”, “empresa decente”, actividad comercial “decente”, también podemos traducirlo como el ser alguien de “provecho”, dedicarse a algo “moralmente” aceptado…No obstante, la ocupación va más allá de ser un trabajo en sí, o un rol que la sociedad dispone se cumpla. En la segunda edición del Marco de trabajo para la práctica de Terapia Ocupacional: Dominio y Proceso de la Revista Americana de Terapia Ocupacional (traducido al español en el año 2010) (1), se citan varias definiciones de la ocupación, de las cuáles podemos desglosar con nuestros propios términos de la siguiente manera: La ocupación en sí, es sentirse realizado,  es sentirse útil, es hacer por una motivación tuya o de otros, es desempeñarte en algo, que tú has decidido, incluyendo habilidades y destrezas para el desempeño y/o desenvolvimiento; mientras tanto, los juicios de moral, la ética y, los valores, los agrega la sociedad, el entorno, el contexto; lo bueno y lo malo, subyace a los fines de ésta; no obstante, siempre hay un porqué del hacer, éste porqué suele ser muy diverso, puede estar relacionado al sustento económico, a la satisfacción personal, al cumplimiento con los patrones de la sociedad, de la familia, de la comunidad, a la responsabilidad sobre alguien, a la búsqueda del desarrollo propio o de los que rodean a uno. Así mismo la Federación Mundial de Terapia Ocupacional, define a las ocupaciones como las actividades cotidianas que la gente hace como individuos, en las familias y con las comunidades para ocupar el tiempo, con significado y propósito para la vida. Las ocupaciones incluyen lo que la gente necesita, quiere y se espera que hagan.(2)

Tomando como premisa la ocupación como el hacer de la persona, la complejidad de ésta, abarca desde las actividades básicas vitales (trasladarse, comer, vestirse, bañarse…) hasta el trabajo remunerado, los distintos roles que llevamos a cabo, los de ocio y tiempo libre, siendo muy únicas y diferentes en forma en cada persona, más muy común en fondo, la persona es un ser ocupacional en la sociedad. Entonces, ¿Qué significa ser torero?, ¿es una profesión?, ¿es una ocupación?,   ¿es un trabajo?, ¿es bueno, es malo?, ¿es un vicio social? ¿Es un pasatiempo?, ¿es una actividad? ¿Podemos hablar de desempeño? ¿Podemos hablar de rol? ¿Podemos hablar de cultura? ¿Podemos hablar de arte? Desde la terapia ocupacional, ¿qué se puede analizar?… Los juicios y prejuicios, para los que conozcan muy de cerca y profundo la tauromaquia y para aquellos que emiten una etiqueta sin insertarse en la tauromaquia tal cuál respectivamente.

Existen diversos modelos, marcos, herramientas y enfoques de los que se apoya la terapia ocupacional, que tiene como objeto la ocupación de la persona, el uso o no de éstos para la práctica profesional y estudio de la ocupación, es a criterio de cada terapeuta ocupacional, de acuerdo a su observación y/o evaluación de la persona, la familia, la comunidad y el entorno; vale decir, la conjugación de uno u otro son coherentes a una comprensión holística de la ocupación en todo aspecto. He aquí, el Modelo de Ocupación Humana (MOHO, por sus siglas en inglés) explica cómo las ocupaciones están motivadas, modeladas y realizadas dentro de entornos cotidianos (Kielhofner, 2008).(3),…los humanos se conceptualizan en tres componentes interrelacionados: volición, habituación y capacidad de ejecución.(3) En el caso del torero la volición se refiere a la motivación para serlo, la habituación se refiere al proceso por el cual el torero y lo que corresponde serlo se organiza en patrones o rutinas, y la capacidad de desempeño vienen a ser las capacidades físicas y mentales que subyacen al desempeño profesional calificado, reflejado en trofeos, participaciones en festejos, honorarios.

La  profesión  de  terapia  ocupacional  usa  el  término  de  ocupación  para  capturar  la  esencia y  significado de la actividad diaria (1); a su vez, Amorós manifiesta que el torero es un  artista  muy  especial por crear  una  belleza efímera, poniendo en juego su vida al  enfrentarse  a  un  animal  feroz; es, también, un hombre que se gana la vida con una profesión, por peculiar que sea(4); sin embargo, no significa una ocupación sencilla, es compleja, como la ocupación de cualquier ser humano, única, acompañada por factores y ambientes múltiples, además de que cada ser tiene su propia definición de lo que hace, siendo propicio resumir coincidencias de ellos mismos…ser toreros para ellos no tiene un significado exacto, es una profesión muy sacrificada, del mismo modo bonita y gratificante, es un arte, es una forma de vida, es también difícil de explicar, es vivir por el toro y para el toro, es pasión, es una generación de sentimientos y sensaciones diversas e indescriptibles. Al mismo tiempo es necesario rescatar particularidades; entre éstas, “me considero puro y fiel a lo que amo hacer”, “somos una minoría capaz de transmitir un sin número de sentimientos”…“amo ser torero, amo vestirme de torero, amo los toros, la vida y los valores que lleva ésta… soy fiel a mi profesión”, “implica serlo veinticuatro horas al día, tienes que sentirte torero para todo”, “…jugar con la muerte, el peligro, para crear una arquitectura en movimiento”, “el toreo es suavidad, caricia, elegancia, armonía, … es sensación de miedo y de felicidad…”, “…entre muchas cosas es tener siempre una ética que te marca como profesional”.

A partir de lo anterior se observa que, de una u otra manera, el ser torero forma parte del día a día de un grupo de personas, que fuere cual fuere el motivo de serlo; lo son y, el serlo, representa su quehacer, el ocuparse durante una parte de su vida, se conforma de una multiplicidad de actividades, tareas, que como denominador común es muy significativo e importante para quiénes lo son, lo manifiesta en su actitud, en sus expresiones y en su constante preparación, a tal punto de arriesgar la vida misma por practicar ésta su profesión, es un mundo con numerosos aspectos por explorar, pero en lo que respecta a la ocupación, responde a un componente cultural muy fuerte, entendiendo a la cultura como todo lo que hace el hombre, es parte de las expresiones de un grupo de personas que no transgrede contra otras, aun así, no respecta omitir la controversia que existe entre los que apoyan y no, estos estilos de vida; más si corresponde reafirmar que es una ocupación y, que es parte de la ocupación de un conjunto de personas, por el hecho de ser algo que ocupa su vida.

Por Jenny Mariceli Herrera Fustamante

 

  REFERENCIAS

  1. Traduccion_FINAL_OTPF_2_PR.pdf [Internet]. [citado 20 de noviembre de 2017]. Disponible en: http://www.cptopr.org/Documents/Traduccion_FINAL_OTPF_2_PR.pdf
  2. WFOT | About Us | About Occupational Therapy | Definition of Occupational Therapy [Internet]. [citado 30 de septiembre de 2017]. Disponible en: http://www.wfot.org/AboutUs/AboutOccupationalTherapy/DefinitionofOccupationalTherapy.aspx
  3. MOHO Web [Internet]. [citado 18 de noviembre de 2017]. Disponible en: https://www.moho.uic.edu/
  4. De la Fuente González MÁ. El toro, el torero y la plaza: léxico, fraseología y metáforas culturales. Tabanque Rev Pedagógica. 2009;(22):139–163.

COLABORACIONES:

Matadores de Toros:

  • Emilio Barrantes
  • Alfaro

Novilleros:

  • David Osorio
  • Arody Tesen
2017-11-28T19:23:34+00:00