Jose Manuel Gonzalez, mas conocido como el Poca en el mundo de los festejos populares, ha empezo la temporada 2017 imponiendo mucho respeto y cualidades, este gladiador a cuerpo limpio se juega la vida en cada cite, la verdad y pureza es su bandera y la sangre fria su estilo, nacido en vall d’uixo y con 26 años esta en su mejor momento, y nadie lo duda, campeon en Valencia y Castellon marco un hito sin precedentes que lo ha rubricado con otro primer premio en la flecha, y tercero en Las Ventas. Mucho merito visto el nivel que hay cada dia en esta disciplina.

 

Hablamos con él de manera cercana y nos contó muchas cosas interesantes, comenzamos por su infancia, “cuando era joven no me imaginaba así, siempre tuve el sueño de pisar las plazas que ha dia de hoy he pisado, pero lo demás ni imaginarlo”. Este año ha empezado con mucho poderio, fuerza y emoción, pero él no lo destaca a algo en particular, “me veo igual que hace 4 temporadas atrás, es cierto que en las plazas más importantes he querido subir un escalón más, solo por méritos propios y sueños que cumplir”. Ahora se encuentra mas observado en las plazas, ” no me gusta nada, porque somos personas y tenemos días buenos y malos, y mucha gente no entiende que todos los días no puedes dar todo lo que has dado en ocasiones ya sea por el toro o por tu día”. 
Le preguntamos si hay mas envidias ahora o si le juzgan con el listón mas alto, nos responde rapido y preciso, con clase, ”bueno en el tema de la envidia no quiero meterme, porque soy una persona que lo que le gusta es que la gente haga las cosas bien, y porque otro lo haga mejor a mí no me perjudica, al revés, me hace vibrar y disfrutar(…)” va a Pamplona con ilusión y mentalizado, sabe que puede pasar cualquier cosa por el gran nivel que hay, pero tiene la intención de ir a por todas.
El estilo de los festejos populares ha ido variando y especializándose mucho, arriesgando cada vez más y dejándonos el corazón en vilo, “ha llegado a su límite, después de los quiebros, recortes y saltos que se están viendo solo nos queda el hospital”, pero sin embargo a nivel económico todavía no se puede vivir de ello e incluso ha descendido un poco la bolsa de los premios “no ha mejorado, creo que eso al revés, ha ido a peor y cada día irá a peor, yo hago muchísimas fechas y te puedo asegurar que no se puede vivir del recorte”. No es justo la verdad que estos gladiadores no estén valorados profesionalmente como se merecen, creo que este tipo de concursos se deberían federar como se hizo hace ya muchísimos años en Francia, donde los rasseteurs, son profesionales con su alta en Seguridad Social y una buenas condiciones. Le preguntamos si en España los recortadores deberían tener una iniciativa para crear algo parecido, ”el momento es siempre que hubiese unión ya que todo viene por ahí, mientras tanto y creo que será para siempre, ojalá me equivoque, a vivir de nuestro trabajo y esto como nuestra pasión” mucha gente se cree que dentro del mundo del recorte se puede vivir, pero realmente es un vida efímera, llena de sacrificios, viajes, invertir tiempo y dinero en una pasión que no da de comer, pero que llena el corazón. Los románticos de la fiesta, apasionados de la adrenalina pura, toreos a cuerpo limpio, sin trampa ni cartón, con una sola verdad, son reconocidos por jugarse la vida, pero no lo suficiente para darles un alta en la Seguridad Social, o invertir para crear una asociación donde todo esté regulado y nada se pierda por el camino.
Cambiamos de tema para despedirnos y nos cuenta que las fechas que más recuerda “son la de Valencia por ganar de la forma como lo hice, la de Castellón por ser el día del padre, la de Zaragoza porque desde pequeño soñé pisar esa plaza con esa gran afición y vibré con todo, y Madrid porque es la mejor plaza del mundo, la más importante y pegar los quiebros que pegué allí, todavía no lo asimilo”. Afirma que “no le gustaría parecerse a ningun torero del escalafón porque no le gustan las copias baratas de nadie, cada persona tiene que tener su propio estilo y poder sacar su repertorio”, cree  que no hay ninguna ganadería que este destacando especialmente, ”esto es como las personas hay toros buenos y toros malos y todas las ganaderías tienen de eso, es decir, cada día te sorprende una o deja de desear, como nosotros”. Poca no sabe en que reside el valor de los gladiadores pero el suyo ”hay días que no es mucho, pero el orgullo y la casta pueden con el valor” y todo esto lo hace “simplemente porque es mi pasión, me encanta, me veo en forma física y mentalmente preparado para estar delante de la cara del toro, el día que no me vea lo vere desde la barrera” .
Espero que para verlos desde la barrera falte mucho porque da gloria verte. Nos despedimos de este torero a cuerpo limpio diciéndonos que él no se considera el mejor en ninguna modalidad, pero se defiende en todas, eso denota una gran clase de persona y muy humilde, que siempre está dispuesto aprender, a mejorar, que lucha a cuerpo limpio y vaciando el alma en cada suerte que le toque esa tarde. El arte sale por sus poros y ahora es su momento. Que lo disfrutes y mucha suerte.

 

Por Virginia Gonzalez Hernandez

Fotografia: Virginia Gonzalez Hernandez