El periodista Vicente Zabala de la Serna, director de la sección de tauromaquia en el diario el Mundo y colaborador del canal Movistar Toros, es uno de los nombres más ilustres de la pluma taurina del siglo XXI, en ocasiones, hace muchos años era un placer leerle, más crítico y menos vendido a la opinión de algunos empresarios, pero hoy en día… es un amarillista de despacho, inventando una exclusiva para hacerse respetar, “Lozanista”acérrimo -ya me entienden- y amiguete de Zúñiga hijo, hermano de Víctor Zabala de la Serna, gerente de Espacios Nautalia 360. Esta temporada facturó 50mil euros por un concurso de cortes en Valdemorillo ¡Imagínate! Tranquilos, en Valdemorillo Vicente solo aplaudió. Estaba todo bien.

El hombre que se nutre de malas conciencias, y de favoritismo, ha metido la pata hasta el fondo. Inventando, improvisando una carta, que se escribió al ministro de cultura, pero no la escribió Anoet, sino prácticamente todos los estamentos taurinos al unísono. Muchas gracias Zabala, eres un fenómeno, le haces el trabajo a los animalistas, a los antitaurinos, y encima le das munición para aprovechar este “encierro” para atacarnos. Le filtraron mal las cosas -el borrador- y ahora ha hecho un ridículo espantoso, un daño irreparable a la tauromaquia y encima no se retracta. Un ataque en toda regla al mundo empresarial taurino, al mundo ganadero, al mundo torero y demás… un ataque a la tauromaquia que le ha dado todo lo que tiene.

Dicen que es mejor parecer tonto, que abrir la boca y confirmarlo. En esta ocasión, se ha lucido el prestigioso periodista que dicta cátedra. Entre sus pupilos, tenemos al de rizos, gafas y mostacho lampiño, no es Fidel -aunque lo parece-, el de la exitosa serie de Telecinco  “Aida”, es Juan Diego Madueño, que se hizo eco, azuzado por su jefe de filas, y también ha quedado en ridículo, dando armas a los antitaurinos, sin contrastar la noticia y sin rigor periodístico. Es lo que pasa, cuando no tienes criterio, ni ideales, ni principios, ni convicción, ni modales, que algunos se creen superiores del bien y del mal, y solo quieren llamar la atención.

Gracias a estos dos ilustres periodistas, poseedores de su verdad, -una verdad alejada de la realidad- los antitaurinos se han venido arriba, y han hecho viral sus artículos, ¡Ole! Sois los mejores. Para que queremos a Pacma, si estáis vosotros.

Para una vez, y sin complejos, que cultura, nos considera como tal, como un espectáculo cultural, vienen estos dos, y se quejan sin saber, sin contrastar, y sin verdad. De muchos borradores, escogen uno, que ni se envió. Así está el panorama. Así están las cosas, por desgracia, estos dos sujetos tan tranquilos, y cuando vengan las ferias, pondrán por las nubes al Juli, Álvaro Lorenzo, Alcurrucen, Juan Pedro, Ponce y demás amiguetes afines a su causa, omitirán las verdades, camuflaran la mediocridad y endulzaran sus empalagosas crónicas.

Si en estos momentos, no estamos juntos, no estamos unidos, no damos ejemplos de fortaleza y sensibilidad, solo nos queda rezar por la tauromaquia.

Por Juanje Herrero