Al parecer la empresa de Tauroemoción no va a ser la única que va a cerrar las puertas este 2021. Tienen cosas en común, muchísimos festejos pero sin contenido, sentido, criterio y totalmente deficitario. Único interés la subvención y el dinero de la tele.

Al final todo se derrumba por su propio peso. En este caso la empresa Puerta de Granada 2012, dirigida nefastamente por “El Guajareño”, y siempre envuelta en la polémica, Los chanchullos, los ponedores y los túneles.

El Guajareño no podrá volver a tener nada a su nombre hasta que no pague una deuda enorme que le ha impuesto la justicia por un lío… que tuvo hace 2 años con Canales Rivera y un festival. Según el propio protagonista cerca de 300mil euros le pide la justicia española. Cuando no eres profesional, y vas de listo, al final pasan estas cosas.

Una empresa menos que deja de “mangar” a los pobres novilleros, toreros y ganaderos. Aunque ahora gracias a un supuesto “testaferro”, amigo, socio o llámalo x, ha constituido una empresa con el nombre de Eventos Santa Asunción, y sigue trabajando a la sombra. Un tal José Manuel Villaescusa es el director general en cuestión. Aunque ya están pillados y sin excusa.

Sinceramente este tipo de empresas y empresarios deberían estar fuera del mundo taurino y Anoet. Pido por favor a cualquier pueblo que antes de hacer algo con esa empresa, o empresario reflexione y den la oportunidad alguno que realmente sea por derecho.

Espero que sea un adiós para el Guajareño del mundo taurino. Al final, ha sido peor empresario que torero… y ya es decir.

Por Juanje Herrero