Estás aquí:-, Uncategorized-Ganaderia Rosas Viejas

Ganaderia Rosas Viejas

Originalmente esta ganadería fue fundada en 1947 por don Ramiro González con vacas y sementales de La Punta, en la exhacienda de San Cristóbal municipio de Lagos de Moreno, lidiando con el nombre de Ramiro González, siendo su divisa oro, blanco y verde. Posteriormente en el año 1959 don Ramiro vendió la finca y los llenos (ganado y enseres) a don Ezequiel Gutiérrez quien lidia con su nombre pero invierte el orden de los colores de la divisa original.

Don Ezequiel solamente la explota durante cinco años y la vende a don Antonio Delgado Muñoz, y a los hijos de éste, María de la Luz, Guillermo y Félix de apellidos Delgado Medina, desapareciendo el ganado bravo de la misma.

En 1984 por iniciativa de Fernando Topete Cevallos y su esposa Ma. De la Luz Delgado Medina deciden refundar la ganadería de toros de lidia en las fincas Rosas Viejas y El Correo del municipio de Encarnación de Díaz, Jalisco para lo cual forman una sociedad de producción rural entre la familia con objeto de estar más protegidos de las cuestiones agrarias. Determinaron seguir utilizando el hierro y la divisa registrados por don Ramiro González ante la Asociación Nacional de Toros de Lidia en 1947 por ser muy antiguo y tener su vínculo en el mayorazgo de Ciénega de Mata de don Pedro Rincón de Ortega.

Conformaron su hato fundador adquiriendo un lote de 38 vacas de procedencia Jesús Cabrera y algunas vacas con sangre de La Punta que le compraron a los sucesores del Ing. Luis Manuel Ruiz Barrios, junto con un semental que amablemente don Valentín Rivero Azcárraga les presta de la ganadería de Valparaíso, el # 103 de la X de nombre “Pintadito” de pelaje sardo que padreó de 1984 a 1988.

Posteriormente se trajo un semental de San Miguel de Mimiahuapam, de nombre “Mexicano”, cárdeno obscuro entrepelado. En el año 1994 se adquiere el toro “Dominó”, berrendo indultado por Francisco “Curro” Rivera en Monterrey en 1988, que anteriormente había estado padreando en la ganadería de Manuel Cortina Pizarro.

A finales de los noventas se puso a padrear al toro #19 “Sortilegio” hijo del semental “Pintadito”, luego se adicionó el #112 “Dominó II” hijo del primer “Dominó”. Posteriormente el ganadero decide refrescar su sangre y trae al toro sardo #51 “Mata Cuervos” de Pepe Garfias por vía de San Pablo, al #144 Flor de Canela, un cárdeno de la ganadería de Fernando de la Mora y por último el #88 de la A “Torrejo”, negro entrepelado, de la ganadería de Javier Borrego, Santa Bárbara. Este último toro estaba reseñado para lidiarse en Guadalajara pero durante el enchiqueramiento se despitorró, siendo toreado al día siguiente de la corrida por Raúl Gómez “El Campero” mostrando sus grandes cualidades que le valieron ser indultado.

Actualmente se tienen en la ganadería cuatro sementales de procedencia de Rosas Viejas: el primero marcado con el #281, negro entrepelado, hijo del “Dominó II” que fue indultado por Aldo Orozco en Tlajomulco de Zúñiga; el segundo con el #339 novillo indultado por Salvador López en Atizapán de Zaragoza hijo de “Torrejo”; el tercero herrado con el #484 de la C de nombre “Granadero”, castaño jirón calcetero, meano, facado hijo también del “Domino II” y por último el #84 Pardito de procedencia San Martín vía Autrique.

Debuta con el nombre de Rosas Viejas el 22 de octubre de 1990 en Apatzingán, Michoacán, con cinco toros para el cartel configurado originalmente por la rejoneadora Karla Sánchez, Ricardo y Luis Fernando Sánchez. Desgraciadamente la rejoneadora se rompió la pierna y tuvo que ser reemplazada por Roberto Ramírez “El Oriental”. Ricardo les cortó las cuatro orejas a sus dos enemigos, Luis Fernando les cortó las cuatro orejas y un rabo y “El Oriental” redondeó la tarde al cortarle las dos orejas a su único enemigo. ¡DIEZ OREJAS Y UN RABO A CINCO TOROS!

El 19 de enero de 1992 en el centenario de los festejos taurinos en Tenango del Valle, Estado de México el rejoneador Enrique Fraga lidió magistralmente al toro “Mexicano” cortando las dos orejas e invitando al ganadero a dar la vuelta al ruedo. El 26 de junio de 1993 en el Rancho del Charro del Distrito Federal, el rejoneador portugués Pedro Luceiro triunfa con el toro #59 de nombre “Mexiquense”. Meses después vendría el primer indulto que correspondió el honor a un novillo herrado con el #19 de nombre “Sortilegio” toreado por la novillera Martha Rocha el cual fue retentado en tres ocasiones por los hermanos Ricardo y Luis Fernando Sánchez.

Mexicali ha sido una plaza de éxitos de esta ganadería: primeramente en el 2007 el cartel integrado por los matadores Ignacio Garibay, Guillermo Martínez y José Mauricio se repartieron seis orejas y un rabo saliendo en hombros Martínez y José Mauricio junto con el ganadero. Vale la pena señalar que para José Mauricio fue su primer rabo como matador de toros. En esta misma plaza el 18 de marzo de 2012 el matador Uriel Moreno “El Zapata” invita al ganadero a dar la vuelta al ruedo después de haber desorejado a su segundo enemigo. Alternó con Fermín Rivera quién desperdicio un magnífico toro que mereció arrastre lento y con Joselito Adame que les cortó una oreja a cada toro. Por último en el año 2013 vuelve a triunfar en Mexicali repite cartel “El Zapata” y Joselito quienes no desperdician la ocasión para llevarse el primero tres orejas y su compañero otra en la espuerta, en tarde que completó el cartel Fermín Rivera, habiendo merecido dos toros el arrastre lento.

También en el 2007 está ganadería triunfa fuertemente en La Petatera y en Atizapán de Zaragoza. En la particularísima plaza colimense, que celebraba 150 años de dar festejos taurinos, el 13 de febrero los matadores Leonardo Benítez desoreja a uno de sus enemigos y José de Jesús Gleason “El Glison” e Israel Téllez les cortan una oreja a cada toro lidiado. Y para el trece de octubre en la plaza mexiquense otra vez triunfa el matador venezolano ahora cortando las cuatro orejas y un rabo al igual que el tapatío Manolo Lizardo y un apéndice se lleva el tercer alternante que fuera el matador Leopoldo Casasola. ¡NUEVE OREJAS Y DOS RABOS!

Otra plaza de éxitos ha sido Nuevo Laredo, Tamaulipas en la cual en dos años consecutivos a los encierros de Rosas Viejas les han cortado el rabo. En el 2008 el matador Fernando Ochoa y al año siguiente Leopoldo Casasola.

En varias ocasiones la ganadería ha obtenido reconocimientos y premios. Empecemos con el reconocimiento a la “Mejor Becerra” del concurso de ganaderías con tienta profesional celebrado el 24 de agosto de 2002 en la plaza San Marcos de Aguascalientes. También se llevó el reconocimiento al “Mejor Encierro” de la XVII temporada novilleril celebrada en la plaza de Arroyo del Distrito Federal en julio de 2007 y mas recientemente al “Mejor Toro” del concurso de ganaderías celebrado en la plaza Monumental de Aguascalientes en el 2013 a un toro lidiado por Mario Aguilar.

 

Escrito por : Cesar Coll Carabias

Fotografia: Oskar Ruizesparza ( Oskar@oskarfotografo.com.mx)

TIERRA BRAVA allende Aguascalientes

2017-11-15T17:52:48+00:00