• Un paraíso para el encaste “Vega-Villar” en la provincia de Jaén.

En el campo bravo de la provincia de Jaén existe desde hace muchos años una gran variedad de encastes en las distintas ganaderías que hay, pues bien, no hace mucho se ha afincado una nueva y genuina sangre como es la de Vega-Villar. Creada en 1910 por un vecino de Colmenar Viejo llamado José Vega, que le ocurrió cruzar vacas del Duque de Veragua con un semental del Conde de Santacoloma, y que muy pronto vendió a los zamoranos Francisco y Vitorio Villar, que fueron los que acababaron por definir los caracteres del encaste, de ahí la denominación “Vega-Villar”.

El principal bastión donde se han criado estos toros ha sido en la provincia de Salamanca, donde las familias Sánchez Cobaleda y Galache crearon la dos líneas actuales

Sí bien es cierto que los llamados “patitas blancas” apenas se han criado aquí en Andalucía, tan solo existió una ganadería en la provincia de Huelva con este encaste, se anunciaba “Giménez Usera” que llegaron a tomar antigüedad en Madrid lidiando una corrida de toros en 1994 y que estaba formada con vacas y sementales de la ganadería salmantina de “Los Majadales”. Otra ganadería que desgraciadamente se ha perdido.

La ganadería de Cañá-Hermosa procede de la que formó D. Mariano Blázquez con reses de origen Parladé por la vía de Samuel Flores, fué una ganadería muy cotizada para los festejos populares y que además hacía todos los años la trashumancia desde Santiago Pontones hasta la Carolina. Al fallecer D. Mariano se hace cargo de la ganadería su sobrino D. Francisco Javier Blázquez, que conserva el hierro de su tío eliminando todo lo de Samuel Flores y sustituyéndolo por un encaste de los llamados minoritarios como es el de Vega-Villar.

Adquiere 40 vacas de los dos hierros (Unión y Asociación)  que tenía D. Justo Nieto, algunas de ellas venían preñadas o con sus rastras.

  • Más tarde adquiere de la ganadería de Barcial 45 hembras y el semental “Gitano-15”, del guarismo 05.

En la actualidad hay 120 vacas de vientre entre las dos líneas Justo Nieto (Encinas-Galache) y Barcial (Cobaleda).

La ganadería se anuncia “Cañá-Hermosa” por el nombre de la finca que tiene la familia Blázquez en su localidad Santiago Pontones, en plena sierra de Segura, la zona más alta de la provincia de Jaén, concretamente está situada a más de 1.500 metros de altitud, en la carretera que va de Pontones a Santiago de la Espada, allí los inviernos son duros, con temperaturas muy bajas por las abundantes nevadas que se dan allí, ahora hay 60 cm de nieve en la finca, por ello los machos en este tiempo bajan en camión a Linares a la otra finca de nombre “Cañada Incosa” donde pastan todo el año las vacas.

Este joven ganadero tiene una ilusión tremenda por tener este encaste único en Andalucía, lucha por conservar estas dos líneas de Vega-Villar, y poder ver pronto sus productos anunciados en las prestigiosas plazas de España y Francia donde se rinde culto al toro bravo.

Por Javier Ratia

 Fotografía J.Carlos JF