Semanalmente, como viene siendo una norma bella, nuestro compañero Giovanni Tortosa se esfuerza para que, en dicho ciclo, nuestros lectores queden asombrados ante su obra, tarea importantísima de su parte, amén de un esfuerzo impagable, sencillamente, porque el arte no tiene precio.

En esta ocasión, como muy bien podemos apreciar, Giovanni Tortosa se ha recreado con Morante de la Puebla y, de forma muy concreta, en la expresión inenarrable que Morante tiene con el capote. Sus lances a la verónica, como es sabido por todos los aficionados, rezuman ese olor a jazmín que tanto embriaga a los aficionados.

La verónica, en manos de Morante alcanza rangos épicos si ello lo cuantificamos como expresión artística, algo que ha reparado Giovanni cuando nos ha “dibujado” al diestro de La Puebla en su expresión más hermosa capote en mano, la verónica.

Sin lugar a dudas, el esfuerzo que realiza cada semana nuestro admirado Giovanni es digno de encomio, de una ovación sin medida, sencillamente porque si el arte suele ser muy complicado, expresarlo para nuestros lectores de forma semanal es todo un logro admirable.