“Pañolero” herrado a fuego con el número 43, luciendo una impoluta lámina, y dos guadañas por astas, ha pasado a formar parte de los guardianes del singular tesoro de Don Pablo Romero.

Este magnífico galán de Partido de Resina estaba reseñado para Madrid pero se quedó en el campo. Donde sus hermanos de camada le sacaron el ojo izquierdo durante una pelea. Fue tentado hace tres días e indultado por Esaú.

Muchos fueron los que empezaron a criticar el indulto después de ver apenas 22 segundos de video. Un vídeo donde “Pañolero” salía embestiendo a la muelta con el pitón izquierdo, donde tenía el defecto en su ojo. Muchos “aficionados” empezaron a sacar pegas del toro, defectos que tenía, pero que seguramente serían debido a su falta de visión. A ver cuántos toros se atreven a embestir a ciegas.
Sinceramente yo vi un buen toro, que embistió al capote con alegría, repitiendo y humillando por el lado izquierdo a pesar de su defecto.
Vi un buen toro que protagonizó un buen tercio de varas.

Arrancándose, en su segundo y tercer puyazo, con alegría, de lejos, y embistiendo con fuerza y la cabeza gacha al peto del jaco.
Vi un buen toro que mantuvo la humillación que había demostrado en el capote, durante toda su lidia. Algo que en esta casa ganadera, debido al tipo de encaste, es bastante complicado de encontrar.
.
.
Recordar también, que la camada de Partido de Resina, es bastante corta y no pueden tentar tantos animales como les gustaría a ellos. Además al ser una ganadería con un encaste propio, como es el de Pablo Romero, supone no poder refrescar con nada.
Personalmente veo muy interesante este indulto.

Polémico o no, el ganadero sabe perfectamente lo que tiene en el campo y sabrá que vacas tienen las cualidades que mejoren los defectos que “Pañolero” tuvo. Indultos peores y mucho más polémicos se han visto y no se ha manifestado tanta gente.

Por Ana Mateo