Por Ivan Unai, Fotografia Andrew Moore

El primer toro de Emilio de Justo, tenía poca fuerza, perdió las manos en los primeros tercios. En las primeras tandas el toro se venía andando, pero toco la tecla justa Emilio, dando tiempo y le saco varias tandas cortas donde demostró su quietud, cuando la faena estaba cogiendo vuelo, el toro se lesiono la pata delantera y poco más se pudo hacer. Estocada en el sitio. Silencio.

En el cuarto Bis de la tarde, salió defendiéndose, en el caballo entro al galope, empujando pero acabo dejándose pegar. En la muleta Emilio saco su repertorio, su quietud, su madurez, su honradez, y dejo tandas para el recuerdo de Azpeitia, era su debut en esta plaza, pues se ganó una puerta grande, dos orejas de ley, lo toreo muy despacio, dando sitio al toro, sacando esa torería antigua, inventándose cada pase, sin formar ninguno parte de un guion establecido, se dejo llevar, le alargo la embestida cuando el toro lo pedía, lo vacío atrás, y lo mato en corto y por derecho, estocada perfecta.

Juan del Alamo lo meció a su primero en el capote con mucho sabor, con ese arte lo coloco en el caballo con chicuelinas al paso y se ganó la ovación del respetable. El toro recibió un buen puyazo, salió dormido y las banderillas lo despertaron. El toro tuvo transmisión, recorrido, nobleza y casta, Juan le planteo una faena de igual a igual, y le saco compases puros, aunque intercalo alguno algo despegado, las tandas se hicieron sentir en el tendido, que estuvo interesado y metido en la faena de principio a fin. Estocada. Oreja.

El quinto fue un toro de matices, de entenderlo, de saber, de hacerlo llegar, y Juan del Alamo le saco una faena con mucho criterio, tocando con los vuelos,  sin obligar, dando tiempo, y cogiendo el sitio, tuvo repercusión, pero mato mal, perdió la puerta grande por la espada. Palmas

Luis David Adame llegaba con mucha ilusión a esta feria, recibio al primero con el capote pero no pudo lucir su desparpajo, el toro apretó en varas, aunque acabo por dejarse pegar. Perdio un toro con una embestida con mucha clase, recorrido, noble y encastado, no supo proponer faena a este toro, y las tandas fueron pasando, publico y toro acabaron por aburrirse, y en algún momento de la faena cuando intento retrasar la pierna, fue pitado. Mato mal. Pitos.

En el sexto, un toro mas serio de pitones que sus hermanos, no supo sacar una faena limpia y de ligazón, se limito a estar fuera de cacho y vaciarlo para fuera en muchos momentos de la misma, y en otros a estar muy encima. Mato con estocada atravesada. Silencio

Emilio de Justo, palmas y dos orejas; Juan del Álamo, oreja y ovación con saludos; Luis David, pitos tras aviso y silencio tras aviso. Entrada: Más de tres cuartos. Saludaron en banderillas en el segundo Domingo Siro y David Sánchez y Morenito de Arles en el cuarto. Tras el paseíllo, el mayoral de Ana Romero recibió el premio que distinguía al mejor toro de la feria del pasado año.

 

Galeria completa http://torosdelidia.es/los-detalles-de-azpeitia-por-andrew-moore/