Posiblemente, influenciado por la faena que firmó hace pocas fechas en Herencia, en la provincia de Ciudad Real, nuestro compañero Giovanni Tortosa ha querido retratarle en busto a Curro Díaz; vestido de luces, pero mostrándonos su faz más hermosa.

La inspiración de Giovanni está dando unos frutos extraordinarios, hasta el punto de que, semana tras semana, nuestro artista tan particular nos obsequia con un retrato de cada torero que él considera importante; motivos los tiene todos pero, insistimos, Tortosa, artista al que le caben todos los toreros en su mente, los “desgrana” según su leal saber y entender y, por dicha razón, el diestro de Linares no podía quedarse fuera de la menta de Giovanni Tortosa.

Sabemos, cosa lógica por otra parte, de la debilidad que Giovanni siente por el diestro de Linares, ese artista irrepetible llamado Curro Díaz al que, para su suerte, han sido muchos los artistas pictóricos que se han inspirado en su persona, de tal modo que, Tortosa no podía ser una excepción.

Es cierto que, como nos ha prometido nuestro artista tan particular, tratándose de Curro Díaz, para en otro momento, en otra ocasión, la que deseamos sea pronto, Giovanni enmarque e inmortalice al diestro en su acepción más bella que, como el mundo sabe, ésta no es otra que el pase natural de este artista único en su género.

Gratitud para Giovanni Tortosa y admiración profunda hacia Curro Díaz que, añorando sus faenas tan bellas, caso de Herencia hace pocas fechas, los aficionados todos queremos, como herencia, poder seguir admirando a Curro Díaz en su interpretación del bello pase natural.