El 15 de agosto comenzará la temporada para la ganadería de Victorino Martín en Herrera del Duque. En el año del covid 19, el 15 de agosto fue el día en el que 6 “grises” de Las Tiesas saltaron a un ruedo por primera vez. El destino será Herrera del Duque, una plaza con solera y mucha afición de la Siberia extremeña.

Sueños de gloria, son lo que inspiran una de las ganaderías más importantes de la historia de la tauromaquia. Un meteórico ascenso a la cima, 50 años han pasado desde que un torero se encerrara en la plaza de Las Ventas con 6 toros del “paleto” de Galapagar y alcanzará la gloria eterna. Andrés Vázquez fue el primero, después han venido verdaderos especialistas, como Ruiz Miguel, Espla, Padilla, hasta llegar a la actualidad. Victorino, gloria y peligro, van unidos.

Mañana tendremos la oportunidad de volvernos a emocionar, suspirar o tal vez contener el aliento. Con los toros de la mítica vacada de encaste Albaserrada. Una temporada tardía, pero todo evento es necesario para el fomento y protección de la fiesta “Creo que es la mejor forma de reivindicar la Tauromaquia en estos momentos, y una manera de no dar la razón a todos aquellos que nos atacan”.

Una terna diferente para una cita única. Que ha levantado mucha expectación y curiosidad. La corrida cinqueña y con cuajo, para los diestros Manuel Escribano, Garrido y Juanito “Escribano ya forma parte de la leyenda de la casa, Garrido ha tenido muchísimo ambiente como novillero, está pasando el bache que pasan todos los toreros al tomar la alternativa, pero todavía se le está esperando. Juanito es muy nuevo, es el tapado del cartel, pero puede ser la sorpresa, tiene muchas ganas, seguro que aporta la afición y la fuerza de la juventud”.

La espera se hace larga y dura. Un ganadero pierde dinero cada día, y muchos de ellos tienen tesoros genéticos únicos e irrecuperables. La gran mayoría, son grandes aficionados, que por tradición, fidelidad y afición siguen al frente de la ganadería. En ocasiones incluso generan pérdidas, pero es más fuerte la pasión ganadero a un animal único. Para Victorino, terminó la larga espera, y mañana lidiará su primera corrida de 2020 en Herrera del Duque.  “Volvemos a lidiar casi un año después. La última vez fue el 29 de septiembre del año pasado. Volvemos con toda la ilusión. Ojalá podamos volver pronto a la normalidad”.

Un año lleno de sobresaltos, incógnitas, y muchos cambios. Lo que hoy es negro, mañana es blanco. Un gobierno que no cesa de atacar a la tauromaquia y a sus profesionales cada vez que tiene una pequeña excusa. En ocasiones nos sentimos desprotegidos ante una administración tan racista, taurinamente hablando. En estos duros momentos, los taurinos tenemos que hacer piña, y estar unidos frente a las injusticias y favoritismos.  “Este año hay mucha incertidumbre, porque las cosas cambian de un día para otro”. Es triste tener un gobierno que en vez de proteger a todos sus habitantes por igual, aprovecha para atacarlos y siempre encontrar la excusa perfecta “Yo creo que sí, ahora mismo la tauromaquia esta mirada con lupa, menos mal que en las plazas de toros no ha habido ningún contagio, si llega a pasar algo, nos hubieran crucificado, no es justo sentirse observados por microscopio”.

Por Juanje Herrero