Las puertas de La Glorieta se volvieron abrir para celebrar la primera de las clases prácticas del certamen Destino La Glorieta II.

En una noche muy agradable unas 1500 personas (el aforo limitado) disfrutaron de un buen espectáculo y Salamanca volvió a dar ejemplo de organización y de saber estar.

Abría la noche el novillero mexicano Rubén Núñez, le tocó en suerte un eral de Ramón Rodríguez de Espioja de buena condición bravo con humillación y recorrido mejor por el pitón izquierdo, ya que por el derecho se quedaba corto. Variado con el capote con la muleta el mexicano no acabó de cuajar una faena redonda, mató de estocada entera oreja para él y aplausos para el novillo en el arrastre.

A Fabio Jiménez novillero local de la escuela de Salamanca le tocó Molinero un eral de López Chávez pronto, bravo y repetidor. Lo recibió con buenas verónicas pero su faena que comenzó muy bien fue larga e intermitente, de no ser por el reiterado fallo a espadas podría haber tocado pelo. Ovación para él y el novillo en el arrastre.
Eloy Sánchez de Valencia salió a por todas y recibió al eral de Hermanos Asensio con largas cambiadas no sin un susto afortunadamente sin consecuencias. Poco pudo mostrar más que las ganas, ya que le tocó en suerte el garbanzo negro de la tarde, faena larga tragando mucho y sacando lo poco que tenía el novillo. Palmas.

En último lugar sorprendió el alumno de la escuela de Badajoz Sergio Sánchez que le tocó un eral con raza de La Campana con el que estuvo variado tanto con el capote como con la muleta y supo hacerle las cosa bien, mató de estocada, oreja para él.

El jueves que viene segunda clase en esta “nueva normalidad”.

Por Julio Villaron